Héctor Moctezuma de León

Héctor Moctezuma de León

Es licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Tesis: La importancia de la Comunicación Social en la Administración Pública Mexicana.

Diplomado en “Escenarios Electorales 2006” por la Universidad de Las Américas Campus Ciudad de México. Programa para periodistas de América Latina y el Caribe del Gobierno de los Estados Unidos y conferencias en la Universidad de Texas.

Ejerce el periodismo desde hace 40 años. Jefe de Información del periódico La Prensa, (columnista) Coordinados de Relaciones Institucionales del Diario la Afición, (columnista) Columnista en el periódico El Gráfico, director de Relaciones Públicas del periódico Ovaciones, (columnista) Columnista del periódico Milenio Estado de México.

Enviado especial de La Prensa a las guerras de Nicaragua y El Salvador, así como a Costa y Honduras.

Enviado a Alemania, la antigua Unión Soviética, Francia y España. Participó en dos reuniones mundiales de Energía.

Conductor del programa Índice Político en Radio Capital y comentarista en Barra de Opinión de TV Azteca. Conferencista en temas de comunicación.

Circuito cerrado


-Eruviel compra premio en N.Y.

 

Eruviel Ávila Villegas no se quiere quedar atrás y esta semana salió de Toluca con hartos dólares en la bolsa para comprar un premio en Nueva York, que dizque por su combate y prevención al tabaquismo en el Estado de México, justo una de las entidades en donde menos se respeta la ley antitabaco.

 

Ávila Villegas hace hasta lo imposible por posicionarse rumbo a la selección del candidato de su partido para las elecciones del 2018, que dicho sea de paso no tiene ninguna posibilidad para obtenerla, mucho menos de ganar la elección.

 

El galardón lo recibió de parte de la organización Blumberg Philantrophies que seguramente desconoce que el Estado de México es la entidad más violenta del país y en donde la pobreza crece día con día.

 

Cuánto gastó el mandatario mexiquense para que le colocaran esa estrellita en la Urbe de Hierro, lo mismo que Peña Nieto, Videgaray, Ebrard y Lozoya en su momento. Mucho dinero, el mismo que hace falta para aliviar problemas urgentes que demanda la población mexiquense.

 

La historia de la compra de medallitas a instituciones que se dedican a ese negocio, de parte de los políticos mexicanos, es muy larga. Hace apenas unos años el ex –jefe del gobierno del entonces Distrito Federal recibió el premio al mejor alcalde del mundo y vean como terminó, como una rata de altos vuelos, 7 mil millones de pesos tan sólo por la obra de la Línea 12 del metro.

 

Luis Videgaray compró la del ejecutivo del año unos meses después y vean como nos ha ido en materia económica, lo que le valió el mote del ejecutivo del daño.

 

A su paso por Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin no se quiso quedar atrás y trató de imitar a su jefe comprando la medalla del ejecutivo petrolero del año, el junior del salinista dejó al borde de la quiebra a la empresa que fue el sostén de las finanzas públicas por más de 50 años.

 

Una farsa. Pronto la realidad dará cuenta que para nada sirven esos premios cuando en el gobierno están gente tan incapaces como el de Ecatepec y sus íntimos.

 

 

****

 

Que Javier Duarte adelgazó porque así se lo recomendó su cirujano plástico para poderle hacer la “operación jarocha”. Pero sigue siendo un priista distinguido…Las empresas que Gina Domínguez y algunos de sus colaboradores hicieron cuando la ex –secretaria del “Chueco” Villanueva Madrid, recibieron muchos millones de pesos en contratos, otra fuga más que será investigada y por la que también la señora Domínguez y sus achichincles debe ir al bote…Le dicen el Cisne y en un tiempo Javier Duarte le prometió que sería el candidato del PRI a la gubernatura del estado de Veracruz, fue uno de los hombre de más confianza y presume su cercanía con César Camacho, además del fuero ante lo que se viene…Dice Héctor Yunes frustrado aspirante a la gubernatura veracruzana “entrégate Duarte” y se olvida de los mil millones de pesos que el entonces gobernador le dio para su campaña y que no se gastaron o sea que pasaron a engordar las cuentas bancarias del frustrado aspirante a la gubernatura veracruzana.

¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.