Héctor Moctezuma de León

Héctor Moctezuma de León

Es licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Tesis: La importancia de la Comunicación Social en la Administración Pública Mexicana.

Diplomado en “Escenarios Electorales 2006” por la Universidad de Las Américas Campus Ciudad de México. Programa para periodistas de América Latina y el Caribe del Gobierno de los Estados Unidos y conferencias en la Universidad de Texas.

Ejerce el periodismo desde hace 40 años. Jefe de Información del periódico La Prensa, (columnista) Coordinados de Relaciones Institucionales del Diario la Afición, (columnista) Columnista en el periódico El Gráfico, director de Relaciones Públicas del periódico Ovaciones, (columnista) Columnista del periódico Milenio Estado de México.

Enviado especial de La Prensa a las guerras de Nicaragua y El Salvador, así como a Costa y Honduras.

Enviado a Alemania, la antigua Unión Soviética, Francia y España. Participó en dos reuniones mundiales de Energía.

Conductor del programa Índice Político en Radio Capital y comentarista en Barra de Opinión de TV Azteca. Conferencista en temas de comunicación.

Circuito Cerrado


-Mancera el dictadorcillo capitalino

 

Nunca antes desde que llegue de mi natal Tampico, había visto que un regente o jefe del Gobierno del antes Distrito Federal, hoy Ciudad de México, ordenara un despliegue como el que nos recetó el aspirante a dictadorcillo, Miguel Ángel (Mancerita) Espinosa la semana pasada.

 

Nuca antes había visto y, me consta, porque anduve por esos lugares que  la policía capitalina cometiera tantos abusos contra la población que, o bien se dirigía a sus trabajos o bien a sus domicilios que se encuentran en la zona que colinda al Hotel Hilton sede de la reunión del C-40 con la que Mancerita pretendió hacer una plataforma para el 2018.

 

¿Por qué la arbitrariedad señor Mancera? ¿Pues no que la Ciudad de México, bajo su administración es la más segura del mundo? ¿A qué le temían? ¿A qué algún ciudadano atentara contra sus invitados que nadie conoció?

 

Fueron cuadras y cuadras alrededor del hotel sede en donde se colocaron retenes de todo tipo, durante tres días no se permitió el libre tránsito vehicular, ni tampoco a los ciudadanos y lo peor es que los policías agredían a quienes suplicaban el paso por motivos de trabajo o de otras  circunstancias.

 

“Pase por la otra entrada”, decían para quitarse de enfrente a los desesperados ciudadanos que tenían algo que hacer en la zona y al trasladarse al supuesto lugar en donde pasarían, los policías les decían que por ahí no podrían pasar, que era por el otro, y hasta los insultaban.

 

¿Por qué tanta arbitrariedad señor Mancerita? ¿No podían informar que esas calles y esas banquetas iban a estar cerradas para proteger a los alcaldes de la delincuencia, que sí está desatada en la Ciudad de México, no como usted dice?

 

Ahora me explico porque Mancerita aparece en algunas encuestas con apenas el 4 por ciento de las preferencias electorales, por debajo  del aspirante a candidato independiente, Pedro Ferríz de Con.

 

Y aclaro no es la primera vez que se hace un despliegue de tal naturaleza, pero no es lo mismo una visita del presidente de los Estados Unidos, realizado por el Estado Mayor Presidencial, que en eso de las arbitrariedades de pinta sólo, que la de los 90 alcaldes que pasaron desapercibidos.

 

****

 

En este período preconstitucional, Donald Trump está demostrando que es congruente con lo que dijo en su campaña para llegar a la presidencia de los Estados Unidos y eso es lo que nos debe preocupar, más cuando el gobierno de México no ha establecido ni los más mínimos contactos para sostener una reunión con el presidente electo para saber a qué le tiramos. Por lo pronto Ford, Carrier y Rexnord no vendrán a nuestro país a crear empleos…Un nuevo escándalo de corrupción podría surgir en los próximos días en la Lotería Nacional en donde despacha el ambicioso regiomontano Pedro Pablo Treviño. Resulta que hay billetes que no se vendieron pero que fueron cobrados, ¿por quién? eso le corresponde a la autoridad investigarlo. Para que vean que no sólo los gobernadores hacen de las suyas…Algo que empiezan a detectar quienes trabajan cerca del procurador, Raúl Cervantes es que tiene mal trago y eso no es un buen síntoma para los resultados que se esperan de su gestión en la PGR…En el PRI no caben los corruptos dijo Enrique Peña Nieto en la pasada reunión del CPN, pero resulta que un PRI sin corruptos es como una posada sin piñata, ¿o no?

¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.