Marco Polo Aguilar Villanueva

Licenciado en periodismo, con más de 35 años dedicado al oficio más bello del mundo, como calificara el escritor colombiano Gabriel García Márquez al periodismo.

Sus inicios fueron en el año 1976 en el periódico OVACIONES, rotativo en el que permaneció durante 10 años, para luego especializarse en el manejo de oficinas de prensa.

Fue Coordinador de Comunicación Social del Gobierno del Estado de Guerrero en el periodo del gobernador José Francisco Ruiz Massieu.

Estuvo como Coordinador de Relaciones Públicas en la Dirección General  de Educación Técnica Industrial de la Secretaria de Educación Pública, con el ingeniero Raúl González Apaolaza

Fue Jefe de Información en la Delegación Iztapalapa cuando el Jefe Delegacional era René Are Islas.

Con Ángel Aguirre Rivero, como gobernador, de nueva cuenta participó en la Representación del Gobierno del Estado de Guerrero en la Coordinación de Prensa

En la Cámara de Diputados, fue Jefe del Departamento de Monitoreo de Radio y Televisión durante cinco años.

Regresó a Coordinar la Prensa en el Gobierno del Estado, con Zeferino Torreblanca Galindo.

Se fue al estado de Guerrero como Subdelegado de Comunicación Social de la Presidencia de la República.

Actualmente es asesor en el Senado de la República y tiene una colaboración de una columna política en los medios Diario 21 de Iguala, Diario Puntual, Diario de Taxco y las páginas digitales entresemana.com. analisisafondo.com, guerrerohabla.com, vorágine.com y desde luego latitudmegalopolis.com

Zona Sísmica


Con una clase política que se muestra indiferente ante el drama que viven los guerrerenses, la semana pasada, con la inauguración de un puente que mide más de 400 metros de largo, se dio carpetazo oficial a las obras de reconstrucción por los daños que ocasionaron a su paso los meteoros Ingrid y Manuel, en septiembre del 2013.

 

Con esta obra se da por concluido el Plan Nuevo Guerrero, que tuvo una inversión superior a los 20 mil millones de pesos y que se puso en marcha luego de supervisar los daños ocasionados por los fenómenos meteorológicos.

 

La pregunta ahora es: ¿Y los culpables apá…?

 

Cierto es que debe de haber culpables, con nombre y apellido, de quiénes construyeron en zonas de humedales que hizo que los daños del paso de las tormentas fueran incuantificables y también, por supuesto, de los funcionarios que otorgaron licencias para construir en lugares que ponían en riesgo la vida de las personas.

 

En 4 de octubre del 2013, el presidente Enrique Peña Nieto se comprometió a que el 20 de ese mismo mes, el entonces titular de Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), ahora diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín, le entregaría un informe preciso del deslinde de responsabilidades, para “conocer cuáles fueron las zonas en las que, de manera inapropiada y con permisos, seguramente también sin sustento legal, se otorgaron y donde se hicieron construcciones para iniciar una investigación”.

 
Han pasado más de 900 días desde entonces y la orden presidencial se ha ignorado.

 

Mientras, en la SEDATU, han desfilado tres secretarios: Jorge Carlos Ramírez Marín, Jesús Murillo Karam y ahora Rosario Robles y el informe no ha aparecido, con la probabilidad de que, ante el silencio de los perjudicados por los obstáculos que le ha impuesto la autoridad, se le haya dado también el famoso “carpetazo”.

 

Un estudio de la propia SEDATU señala que de 1994 al 2001 había cerca de mil casas construidas en asentamientos irregulares y que del 2001 a la fecha, fuera de toda proporción, las edificaciones aumentaron a más de 19 mil.

 

Sin embargo, el mismo Ramírez Marín llegó a reconocer que “no se puede decir que las viviendas son irregulares, porque no se le puede llamar así a una casa que construye el Infonavit o el Foviiiste, y hay en esa zona afectada, más de 20 mil viviendas que tienen la condición de haber sido financiadas por el gobierno”.

 

Entonces, según Ramírez Marín ¿cómo se le podría llamar a esas casas destruidas y que dichos organismos de vivienda gubernamental entraron en “cochupos” con la autoridad municipal, estatal y la misma federal, para edificar unidades habitacionales?.

 

Sin lugar a duda hay una responsabilidad compartida, y sólo le recordamos a Ramírez Marín que la omisión de un funcionario público es delito, pero sobre todo, el silencio es complicidad y él, guardó en el baúl de los recuerdos los nombres de funcionarios y legisladores, que utilizando tráfico de influencias, participaron en los negocios de las licencias.

 

Y no es para exhibir la ineptitud de Ramírez Marín, sino que, desde la catástrofe del huracán Paulina, en octubre del 1997, se elaboró un Plan de Desarrollo Urbano de Acapulco, que de haberse respetado se pudieron salvar miles de vidas en Guerrero y al habérsela pasado por el arco del triunfo, como la orden presidencial, sencillamente los truhanes que olvidaron las disposiciones legales andan en total impunidad, por culpa del ahora legislador que guarda con celo esos nombres.

 

En su desesperación por encontrar un deslinde de los daños causados por las tormentas tropicales Ingrid y Manuel, los funcionarios empezaron a lanzar bolas de lodo por todos lados.

 

Incluso, Ramírez Marín llegó a comentar que era la Secretaria de Desarrollo Social, en aquel entonces con Rosario Robles al frente, la responsable de la integración de los atlas de riesgo. El ex gobernador Ángel Heladio Aguirre Rivero, decía que los responsables habían sido René Juárez Cisneros y Zeferino Torreblanca Galindo, ya que fue en sus gobiernos cuando se otorgaron los permisos ilícitos en zonas de humedales en Acapulco.

 

Maravilla de funcionarios.

 

La cuestión es que han pasado tres años y no se ha resuelto nada. El paso de Ramírez Marín por la SEDATU, acabó con su fama de honesto. Le cedió la estafeta a Jesús Murillo Karam, quien junto con su “verdad histórica” por la desaparición forzada de 43 estudiantes en Iguala nunca hizo algo y ahora dicha secretaria tiene como titular a Rosario Robles, la eterna enamorada que no hace más que pensar en un “príncipe azul” y que ya ni siquiera ha de pensar en una tragedia que sucedió hace tres años.

 

Esas actitudes de los funcionarios integrantes de su gabinete, no hace sentir un buen gobierno de Peña Nieto, la gente quiere resultados, que se le sirva con eficiencia, pero sobre todo, que se sientan protegidos por sus autoridades. Y en SEDATU, de los tres que van no se hace uno. ¿Qué opinas distinguido lector?

 

Movimientos telúricos… El Partido de la Revolución Democrática tiene una enfermedad terminal que ningún tratamiento puede curar… Andrés Manuel López Obrador llama a ese partido “amarillo” a de una buena vez alinearse con Morena para las elecciones de este año, y sobre todo para ganar el Estado de México y luego las presidenciales del 2018, ya que hay que recordar que el PRD logró las votaciones más altas de toda su historia precisamente con él…todo es cuestión de que se animen y desoigan las voces de los negociadores de ese partido… Cuando escuchamos a Miguel Ángel Yunes Linares, actual gobernador de Veracruz retar a Andrés Manuel López Obrador a un debate, no sabemos cómo podrá sustentar todos sus dichos si es uno de los políticos con escasa calidad moral para pedir rectitud…la ex gobernadora de Yucatán y ex secretaria general del PRI nacional, Ivonne Ortega Pacheco, aseguró que Guerrero tiene complicaciones por culpa de gobiernos anteriores y consideró que se le debe dar tiempo al gobernador Héctor Astudillo para erradicar la violencia en el estado…durante una gira por Guerrero en donde se promueve con candidata del PRI a la presidencia de la República en 2018, afirmó que la desigualdad ha generado desconfianza en los ciudadanos, quienes sienten que todos los políticos les han fallado…¿y no es cierto?… El Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, aseguró que Guerrero es una de las entidades más afectadas por la violencia de género…destaca que el estado, en los últimos tres años, se ha mantenido en los primeros lugares en cuanto índice de feminicidios en las siete regiones de la entidad…las autoridades han evadido esta alerta y propusieron acciones que no van al fondo del problema… Desde que Luis Daniel Bautista González tomó protesta como Subsecretario de Tránsito y Vialidad en Chilpancingo, de inmediato se vio el cambio de imagen en esta dependencia, sobre todo, hay operativos como el de descacharrización y carrusel y el de agilizar el tránsito vehicular en las horas “pico”, ya que se había convertido en un Vía Crucis para los transeúntes  debido a que la ciudad  parecía un gigantesco estacionamiento… Ttambién se implementaron programas de descuentos de dos por uno en licencias de manejo, con el firme propósito que los automovilistas no anden manejando al “viva México” o con la bendición de Dios…en una encuesta realizada en días pasados, los ciudadanos aseguraron estar a gusto con el trato del nuevo funcionario, quien busca mejorar la imagen de Chilpancingo, que tanta falta hace.…

¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.