Columnista en Latitud Megalópolis

Ángel Pérez Sánchez

 

Periodista de toda la vida. Con amplia experiencia los ámbitos gubernamental y privado. Reportero de los periódicos Diario de México, Sol de México, Unomásuno, El Financiero. Eterno aprendiz de la profesión.

Alumno de las mejores Academias de México: Carlos Septién Garcia y Universidad Nacional Autónoma de México.

Puro cuento


La semana pasada informamos en Latitud Megalópolis de dos importantes proyectos que dieron inicio en el estado de Coahuila: la inauguración de los trabajos de construcción de la planta de energía solar fotovoltaica Villanueva y del parque eólico Amistad los cuales durante y después de su operación llevarán a la entidad importantes fuentes de trabajo y, una inversión, de inicio, superior a los 900 millones de pesos.

 

El director de Energías Renovables para Centroamérica de Enel Green Power, Paolo Romannacci, nos comentó que ambos proyectos generarán energía eléctrica sustentable a un millón 750 mil hogares en la entidad.

 

Explica que en el caso de la planta de energía solar fotovoltaica Villanueva, es el proyecto más grande del continente americano al generar 750 GigaWatts-hora al año que equivalen a la dotación de luz a más de 1 millón 300 mil hogares.

 

Ambas plantas, una vez en funcionamiento, dentro de año y medio, evitarán la generación de 1 millón 200 mil toneladas de dióxido de carbono.

 

Hacemos referencia de estos casos que son muestra de la confianza que existe entre el sector empresarial por invertir y generar mayores fuentes de trabajo en nuestro país.

 

Vale destacar que hoy mismo, lunes 3 de abril, Enel, inició la construcción de otra planta fotovoltaica denominada Don José, en el municipio de San Luis de la Paz, de Guanajuato. Los trabajos de construcción de Don José fueron inaugurados durante un evento en el que participaron el gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez, el Presidente Municipal de San Luis De La Paz, Guillermo Rodríguez Contreras, y Paolo Romanacci, Director de Energías Renovables de Enel para Centroamérica.

 

La planta requirió de la inversión de 220 millones de pesos, tendrá una capacidad instalada de 238 MegaWatts y una vez terminada podrá producir 539 GigaWatts-hora al año, equivalente a las necesidades anuales de consumo de energía de alrededor de 410 mil hogares, evitando la emisión de más de 245 mil toneladas de dióxido de carbono en la atmósfera.

 

Paolo Romanacci ha mencionado que nuestro país es clave para Enel, y “estamos entusiasmados contribuyendo al crecimiento del sector de la electricidad en el país, generando energía limpia con proyectos solares y eólicos. Enel es un actor importante en el desarrollo sostenible de México”.

 

Ojalá, al igual que Enel, más empresas destinen sus dineros para generar más empleos en México y nuestros paisanos del norte dejen de tener en sus mentes el sueño americano que, en la actualidad, ya es una pesadilla.

¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.