PEÑA EN BUSCA DE MEJORAR SU IMAGEN

Por:


La apuesta del presidente Enrique Peña Nieto para mejorar su imagen y permitir que su partido político obtenga triunfos electorales en las próximas contiendas está, precisamente, en aplicar su slogan de marketing “lo bueno casi no cuenta, pero cuenta mucho”, es decir aplicar la justicia a los funcionarios de gobierno que actuaron en contra de la ley y que, para desgracia del Jefe del Ejecutivo, pertenecen (en su mayoría) al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

 

Aunque a muchas personas, principalmente en las redes sociales, le ha provocado mucho ruido el famoso slogan, para la Presidencia de la República ha resultado un éxito y es por eso que ayer Peña Nieto no dejó de mencionarlo en el acto de toma de nota al Congreso del Trabajo, en la Residencia Oficial de Los Pinos, cuando dio su mensaje relativo a la detención de Tomás Yarrington y Javier Duarte.

 

 

Es una apuesta temeraria del primer mandatario de la Nación porque su slogan se traduce a “si van a hablar de ti, que lo hagan, no importa que sea mal”. Y es que las acciones que ha aplicado durante su administración, tienen que ver con la detención de ex gobernadores de su partido político (a excepción de un panista) involucrados en casos de corrupción, complicidad con la mafia, desvío de recursos, lavado de dinero, y/o enriquecimiento ilícito.

 

Actualmente estamos viviendo y viendo el caso del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, quien fue detenido en Panajache, Guatemala, para responder a una orden de aprehensión en su contra por dos delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Duarte está siendo investigado porque supuestamente se chingó más de 60 mil millones de pesos, los cuales pertenecían a las arcas estatales y deberían ser destinados a servicios de salud y educación.

 

No es nada fácil que un gobierno reconozca que entre sus funcionarios o ex funcionarios hay gente involucrada con las mafias de narcotraficantes, por ejemplo, o que estos funcionarios robaron el dinero del pueblo. No es fácil porque representan al mismo partido político, en este caso al PRI, pero Peña Nieto se la está jugando porque “lo bueno casi no cuenta, pero cuenta mucho”.

 

En redes sociales hemos visto una foto en donde Peña Nieto está con algunos ex gobernadores que iniciaron o terminar su gestión durante la administración de éste. Y destacan ocho ex mandatarios estatales que están siendo investigados, prófugos, vinculados a procesos o encarcelados por presuntas irregularidades financieras cometidas durante sus gobiernos.

 

De éstos, seis se encuentran tras las rejas: De Tamaulipas, Tomás Yarrington; de Michoacán, José de Jesús Reyna; de Sonora, Guillermo Padrés, y de Tabasco, Andrés Granier, y de Veracruz, Javier Duarte y su interino Flavino Ríos. Mientras, César Duarte, exmandatario de Chihuahua, se encuentra prófugo, y Rodrigo Medina, de Nuevo León, lleva a cabo el proceso en su contra en libertad.

¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.