¡FIN A SOÑADORES!

Por:


TRUMP TRUNCA A LOS “DREAMERS” MEXICANOS

BURÓ DE LOS ÁNGELES CA.- El gobierno del presidente Donald Trump, ha cumplido una de sus promesas: terminar con el Programa de Acción Diferida para los llegados durante la infancia, DACA, que brindaba protección a jóvenes indocumentados que habrían llegado a Estados Unidos de la mano de sus padres, tíos, o algún ser cercano a ellos.

Estos poco más o menos 800 mil jóvenes, se convirtieron en el estandarte de la inmigración y de la libertad, pues son soñadores que buscan una mejor vida, primero sin saberlo, llegando a Estados Unidos, como lo decíamos traídos por adultos que les querían garantizar un mejor futuro, y luego ellos, quienes fueron descubriendo poco a poco la dura realidad de un país de inmigrantes, que rechaza al menos en este gobierno federal, a los inmigrantes.

La situación debe adquirir diversas lecturas, considerando que Trump, desde ya se adelanta a los tiempos, y esta haciendo campaña para reelegirse para un segundo termino. Hay quien asegura que no lo lograra, pero esos son quienes juraban que no llegaría en la primera instancia y mire usted. Los juegos de Trump, son por demás malévolos, desaparece el programa DACA, y no da la cara, pone al fiscal general del país ante el mundo para dar la noticia, pero detrás vendrán las negociaciones: Los rearmes serán moneda de cambio para apretar la política antiinmigrante exacerbada como nunca en esta administración.

Los expertos creen que la propuesta de Tom Cotton seria la columna vertebral de las negociaciones federales republicanas en Washington. El senador por Arkansas, propone reducir al 50 por ciento la inmigración legal, y junto a esta idea, podría ir el presupuesto para la construcción del famoso muro entre Estados Unidos y México, para detener la otra inmigración: la indocumentada.

Se cree que la mayoría republicana esta armando un paquete que proponga poner juntas estas y otras medidas antiinmigrantes, con la salvación de los “dreamers”, recordando que el DACA, no es una ley, es un decreto presidencial de Obama, que Trump tuvo la posibilidad de echar abajo, pues no tenia sustento legal, es decir, no era una ley creada en el congreso, sino una imposición del presidente en turno.

El balón esta en la cancha de los legisladores, tendrán que proponer que a estos muchachos brillantes, no se les deje ir en fuga de cerebros, habría que premiar su esfuerzo, como estudiantes, trabajadores y personas ejemplares de la sociedad estadounidense.

Si, los sacarían del limbo migratorio, convirtiéndolos en residentes permanentes, con la posibilidad de hacerse ciudadanos de Estados Unidos, claro todo dentro del debate que les daría ese beneficio, pero crearía perjuicio a sus padres, que serian también indocumentados, lo mismo que otros seres cercanos a ellos, y eso, por ahora muchos de los dreamers, parece que no estarían dispuestos a que sucediese. El tiempo, que no se detiene y que es sabio, tendrá la respuesta a todo este posible escenario, en los próximos seis meses, de aquí hasta entonces, lo que queda es mantener la esperanza y la mejor de las actitudes ante los embates de quienes piensan diferente a nosotros.

¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Un comentario

  1. Juan Manuel Díaz Canales dice:

    Muy buen artículo de opinión, estimado Eduardo Blancas, siempre a la vanguardia de la noticia.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.