2018: NARRO SE POSICIONA EN EL PRI

Por:


Encuestas encargadas en los últimos días, por la dirigencia nacional, para consumo interno en el Partido Revolucionario Institucional, revelan que el ex –rector de la UNAM y actual Secretario de Salud, José Narro Robles ha alanzado un importante posicionamiento ante los priístas que lo ven con patas para gallo y podría ser el candidato del tricolor a la Presidencia de la Republica en el 2018.

Independientemente de la férrea lucha que se libra en la Cámara de Senadores por el caso del Fiscal Especial la para Atención de Delitos Electorales,  al interior del partido en el poder los movimientos para tratar de agradar a quien dará la última palabra y que no es otro que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, están a la orden del día y las patadas por debajo de la mesa no cesan.

De acuerdo con priístas consultados detrás del Secretario Narro estaría trabajando como estratega el ex –presidente nacional del PRI, el sonorense Manlio Fabio Beltrones. En la estrategia para posicionar al ex –rector se destaca que es un funcionario capaz y sin cola que le pisen, como se dice coloquialmente cuando alguien se le considera libre de corruptelas. Con ese perfil estaría también el Secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

Narro participó recientemente en la pasarela convocada por el ICADEP, la escuela de cuadros del PRI, en Mazatlán Sinaloa al lado de otros cuatro aspirantes a la nominación priísta y a su llegada al puerto del Pacífico fue objeto de filtraciones a los medios locales, que lo acusaban de que voló desde la ciudad de México en un lujoso Jet Privado, lo que el funcionario desmintió.

El Secretario de Salud tiene una gran responsabilidad en la reconstrucción de hospitales y atención de las personas lesionadas como consecuencia de los sismos del 7 y el 19 de septiembre pasado y de resultar candidato en diciembre a más tardar, tendría que pasar la estafeta a otra persona que designe el presidente Peña Nieto, para que se haga cargo del asuntos de la dependencia actualmente a su cargo, que no son sencillos.

En el PRI se espera que a más tardar a finales del mes de noviembre salga la luz desde Los Pinos, para luego legitimarlo con la Convención de Delegados que simulará la elección del abanderado que competirá previsiblemente contra Ricardo Anaya del PAN y, sino sucede otra cosa, con Andrés Manuel López Obrador de Morena, quien encabeza las preferencias electorales para la presidencial del 2018. ¿usted cómo la ve?

¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.