Jorge Hernández Álvarez

Comunicólogo egresado de la UNAM, con especialización en temas económicos y finanzas, así como administración de riesgos de precios de commodities y sistemas agroalimentarios.

Ex-reportero de diversos medios y con mas de siete años de experiencia en manejo de oficinas de prensa.

JUEGO DE NÚMEROS


@jorgehalvarez

 

El salario mínimo

 

El aumento al salario mínimo anunciado ayer es todavía insuficiente para satisfacer la línea de bienestar de una persona, toda vez que a pesar de haber sido superior al 10 por ciento, se encuentra lejos del ingreso que requiere una persona para adquirir los bienes que necesita para su manutención.

El incremento, como bien se refiere, lleva un aumento de 20 por ciento en lo que va de la administración, sin embargo los bienes de consumo –en muchos de los casos- tienen aumentos mayores, tal es el caso de los combustibles y los alimentos.

Por ejemplo, a nivel mensual (considerando ingresos fijos por 30 días, ajustados al salario mínimo) una persona recibe por su trabajo dos mil 649.6 pesos; considerando que vive en la Ciudad de México y sólo se transporta en metro, deberá utilizar 200 pesos para transporte.

Si a esto le sumamos un desayuno de pan son café o un tamal con atole en un puesto ambulante (en promedio 15 pesos), hay que sumarle otros 300 pesos, y en comida, alrededor de 45 pesos al día, 900 pesos.

Lo anterior nos da una suma de mil 400 pesos al mes en gastos relacionados con su manutención y transporte hacia su lugar de trabajo, lo que le deja un margen de mil 219.6 pesos para otro tipo de gastos.

Ahora bien, si esa persona requiere de un transporte adicional para llegar a su centro de trabajo (ejemplo Ecatepec –Centro Histórico de la Ciudad de México), podría requeriría de un egreso extra de 280 pesos para traslados.

Por lo que su restante sería de 939 pesos que puede destinar para diversos fines. Esto considerando que es una persona soltera que vive, ya sea en casa de sus padres o en una casa propia.

Es decir, el salario mínimo le alcanza a una persona prácticamente para alimentarse e ir a trabajar.

Ahora bien, respecto a este tema diversos grupos empresariales se han pronunciado por un incremento real a este indicador que oscile en los 100 pesos, lo que le permitiría a las personas que perciben este ingreso, tener un margen de mil 320 pesos, lo que les permitirá generar un ahorro o considerar adquirir mayores bienes de consumo.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el tercer trimestre de este año (julio-septiembre), en el país existían siete millones 355 mil personas que perciben como ingreso un salario mínimo mensual, lo que representa el 14 por ciento de la población ocupada.

En tanto, las personas que perciben dos salarios mínimos (cinco mil 299.2 pesos a partir de diciembre de 2017) alcanzan los 13 millones 682 mil personas, es decir, 26 por ciento del total de la población ocupada.

Estos dos sectores, ocupan el 40 por ciento del total de la población que percibe salarios en nuestro país, de ahí la importancia de alcanzar un equilibrio entre el ingreso de los trabajadores y la competitividad del país.

Para llevar

Al Banco de México le quedan ocho días para que Agustín Carstens deje la presidencia de esta institución y aún no queda claro quien podría quedar en su lugar.

¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.