TIGRES CAMPEÓN

Por:


Sucedió una tragedia más en el estadio Bancomer, la segunda y más dolorosa para los Rayados de Monterrey que vieron coronarse a Tigres en su propia cancha.

Los felinos vinieron de atrás, con buen futbol y corazón, aunado a la estrategia pura del ‘Tuca’, que los hizo levantarse luego de recibir un gol en el amanecer del juego.

Y es que Monterrey se fue arriba en el marcador apenas a los 3 minutos, cuando Montes lanzó el balón desde la zona defensiva, Funes Mori la bajó de pecho a Pabon y este lo mandó al fondo de la red para que la ilusión rayada reinará en el estadio.

Pero la alegría apenas duró poco más de 20 minutos, ya que Eduardo Vargas le pegó de fuera del área, el balón botó antes de llegar a la mano de Hugo González y se coló al fondo de la red para el empate momentáneo a un tanto.

La solidez defensiva del Monterey se vino a bajo y cinco minutos después fue sorprendida por el central Francisco Meza, héroe no presupuestado, que se sumó al ataque para rematar al arco y darle el gol de campeonato a Tigres.

Para la segunda mitad se esperaba la insistencia de los Rayados por anotar el gol que volviera a emparejar los cartones y mandar todo a tiempos extras, pero Guzmán se hizo notar con un par de atajadas para salvar su arco.

No obstante, a nueve minutos del final Gignac cometería una falta dentro del área y Monterrey tendría la mejor oportunidad para emparejar los cartones; decepción absoluta para los 50 mil aficionados en el Bancomer cuando Avilés Hurtado mandó el balón a la tribuna.

A partir de ahí el juego se volvió ríspido, Monterrey perdió la brújula y sólo pudo aproximarse con un par de jugadas que no rindieron frutos; al 96, Neri Cardozo se iría expulsado por roja directa luego de propinar una patada a Javier Aquino.

Fernando Guerrero hizo sonar su silbato tras seis minutos de agregado y así los Tigres alcanzaron el sexto título de su historia, el segundo en un año, se apoderó de la Sultana para vestirla de amarillo y azul y dejó en la lona a su acérrimo rival que no pudo capitalizar su sensacional torneo.

Los felinos a festejar y Monterrey, derrotado, aún a esperar la final de la Copa MX contra Pachuca, el 21 de diciembre; la mala noticia es que será local nuevamente en esta instancia, por lo que el Bancomer pudiera ver perder un campeonato más a su equipo, o por fin acabar con la maldición.

Felicidades al ¡Tigres campeón!

¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.