UNA MIRADA A TRAVÉS DE LA JUVENTUD

Por:

Lucha de Todos

“Calificar a la violencia de género como un ‘asunto de mujeres’ es parte del problema. Da a una enorme cantidad de hombres la excusa perfecta para no prestar atención”. Jackson Katz, activista estadounidense.

En mi anterior articulo hable sobre los derechos humanos en general, en este, me enfocaré en una de sus tantas ramas, las mujeres.

En México, desde la revolución de 1910, muchos nombres de varias mujeres comenzaron a salir a flote, ya sea para ayudar a la revuelta, o para intentar conseguir un cargo público, como Hermelinda Galindo, que fue una de las tantas mujeres en pedir el voto a la mujer.

Inicialmente, en 1947, teniendo el cargo de Presidente la República, Miguel Alemán, se le concedió el voto a la mujer a nivel municipal. Después de unos cuantos años de lucha y presión social, el 17 de octubre de 1953, haciendo reformas a la constitución, la mujer alcanza plenitud de derechos políticos y civiles; siendo presidente Adolfo Ruiz Cortines. Es claro que significaba un gran avance en el país, con este hecho, por fin se tendría un escrito tangible, de que la mujer está a la par del hombre, pero para que la sociedad lo hiciera parte de la vida diaria, faltaría mucho más por luchar.

Si reflexionamos un momento, no tiene mucho tiempo este gran acontecimiento, mujeres de mi familia, como mi abuela, vivieron este gran cambio, del no poder ejercer el voto, hasta que una mujer pudiera votar por otra mujer. Han sido pocos, pero significativos años de reformas, creación de leyes, defensa de derechos, etc. Aurora Jiménez fue la primera diputada federal electa en 1954, y Griselda Álvarez varios años después en 1979 electa gobernadora del estado de Colima.

Hay algo de lo que aún la sociedad no se percata, y es que, al escuchar feminismo o violencia de género, pensamos únicamente en mujeres peleando por sus derechos; y refiriéndome a la frase con la que inicie, muchos piensan que esto es solo “lucha de mujeres” lo que significa que la mayoría de los hombres no le prestan interés al movimiento social, ya que “no es su asunto”, y podrían llegar a pensar que esto no les compete, pero, solo trabajando juntos, a la par, se logrará el respeto y reconocimiento que merecemos todos, logrando obtener las mismas oportunidades para competir en igual plano en una contienda electoral o en el ámbito laboral.

Me he dado cuenta, que a cada conferencia de perspectiva, equidad, igualdad de género y defensa de los derechos políticos a las que he asisto, en su mayoría son impartidas por mujeres, no dudo que haya hombres defendiendo los derechos de las mujeres, como el activista Jackson Katz quien admiro mucho, pero se necesita una mayor inclusión e interés por parte de toda la sociedad, ya que solo así, se logrará este cambio que se busca.

Me despido esperando que les agraden las palabras que escribo, con el solo fin de hacer de nuestro mundo, un lugar digno para vivir, gracias.

Brenda Riva Palacio

Estudiante de la Lic. Ciencia Política y Administración Pública

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.