TRÁMITES Y DILIGENCIAS SE VIERON AFECTADOS POR EXPLOSIÓN EN “BÚNKER”

Por:

 

Se investiga para determinar que tanta información pudo haberse perdido por el daño ocasionado a las computadoras que explotaron en el “búnker” de la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) la tarde este jueves, debido a un corto circuito en una de las lámparas.
Debido a ello las actividades de aproximadamente 4 mil empleados se suspendieron y abogados que tenían audiencias y diligencias, tuvieron que diferir sus trámites, por la labor que realizó personal de Protección Civil de la dependencia que desalojó el edificio.
Llama la atención que el daño haya llegado hasta las computadoras, cuando se supone que todo edificio público, cuenta con medidas preventivas, para evitar mediante interruptores, que las descargas o cortos circuitos -como en este caso- lleguen a los aparatos, que son herramientas de trabajo y contienen información importante, sobre los procesos que ahí se llevan a cabo o las carpetas de investigación que se integran.
En este edificio ubicado en las calles Gabriel Hernández y Doctor Río de la Loza, en colonia Doctores conocido como el “bunker “de la procuraduría capitalina diariamente se toman declaraciones y se inician de investigaciones, ya sea por denuncia o por oficio”.
Cabe mencionar que en el operativo que se desplegó participó el grupo especial de reacción e intervención (GERI) de Protección Civil y cuerpo de bomberos de la Ciudad de México quienes impidieron el paso de cualquier persona ajena a la institución ante el incidente registrado.

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.