LA DECENA TRÁGICA

Por:

 

Hace exactamente un año inicie mis participaciones en Latitud Megalópolis recordando a Felipe Ángeles y la lealtad del Ejército mexicano.

Hoy, porque no tenemos amnesia, le invito para que recordemos los 10 días más importantes de la historia de la Revolución Mexicana, conocidos con el nombre de “La Decena Trágica”.

Con el nombre de Decena Trágica se conoce al periodo transcurrido entre el 4 y el 19 de febrero de 1913, durante el cual se consumó el derrocamiento de don Francisco Ignacio Madero como presidente de la República.

El siniestro golpe de Estado fue concedido por el general Victoriano Huerta, y dio inicio con la sublevación de un grupo de militares disidentes comandados por el general Manuel Mondragón, quien se levantó en armas y liberó a los generales Bernardo Reyes y Félix Díaz, representantes del antiguo régimen porfirista, liquidado dos años antes.

Tras liberar a los emisarios del antiguo régimen, Mondragón y sus seguidores se apoderaron de diversas oficinas públicas y decretaron el estado de sitio, ante la atónita mirada de los habitantes de la capital de la república.

Fiel a Madero, el general Lauro Villar se encargó de la defensa del Palacio Nacional durante la que fue muerto el general Bernardo Reyes y gravemente herido Villar, quien tras ser felicitado por Madero, fue relevado de su cargo y designado a Victoriano Huerta como encargado de la defensa del presidente.

El 15 de febrero el cuerpo diplomático acreditado en México solicitó a través del embajador español la renuncia de Madero y José María Pino Suárez, lo que fue el inmediato rechazado.

Dos días después, don Gustavo Madero descubría que Huerta estaba en contubernio con los opositores del gobierno mexicano y lo denunció ante el presidente, quien desestimó la palabra de su hermano, pero confiado en el respaldo del general Felipe Ángeles a quien no pudo nombrar jefe de la plaza por ser tan sólo brigadier, en tanto que Huerta era divisionario.

Un día más tarde, Huerta firmó el pacto de la embajada en la sede de los Estados Unidos en México. Y con el apoyo del plenipotenciario Henry Lane Wilson y de Félix Díaz como jefe del Ejército Federal, consumaron el golpe de Estado al encarcelar a Madero, Pino Suárez y Ángeles.

El 19 de febrero, tras 45 minutos en la Presidencia de la República, el licenciado Pedro Lascuráin dimite en favor de Victoriano Huerta mediante una perfecta maniobra legal que lo convierte en el 38º. jefe del Ejecutivo nacional, mientras que el 22 de febrero eran asesinados Madero y Pino Suárez, con lo que se consumó el fin del primer gobierno democrático de México en el siglo XX.

La Revolución Mexicana es un extraordinario catálogo de lealtades y deslealtades desde precisamente ésta: “La Decena Trágica”.

Los 10 días que estremecieron a México. Los 10 días que estremecieron al mundo.

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.