“CARTA A UN AMIGO”

Por:

Lo dicho estimado amigo:

 

La corrupción es la llave maestra de la descalificación, con ese argumento, se canceló un aeropuerto de la Cd. de México y se rebaja el presupuesto de guarderías, así como se cancelan cuantiosas inversiones en el ramo de generación eléctrica, lo mismo que se cierran ductos, que se degrada a los órganos autónomos, que se acusa lo mismo a empleados o funcionarios, que a ex presidentes, en una palabra nada funciona bien en este país, porque todo está corrompido y por lo tanto se tiene que extirpar; lo extraño de esta cruzada, es que no media ninguna investigación que arroje el tan socorrido argumento, ya que solo son las declaraciones del alter ego de la moral en esta nación y que se erige en el dueño de la verdad, convirtiendo su discurso en un dogma, del que nadie puede dudar y quien lo haga será sometido a toda clase de epítetos y a la mayor condena, por atreverse a cuestionar al patriarca moralmente impoluto; por eso nombra en la Fiscalía General de la República un fiscal general; electoral y anti corrupción a cuates y adeptos y manda terna a la Suprema Corte, para sustituir a la ministra Luna, a la esposa del que ahora estará al frente de la fiscalía electoral y a la del contratista consentido y beneficiario de lo que será el aeropuerto de Santa Lucía, el honestisimo Rioboo; pero que va aquí no hay conflicto de interés, ni sospechas de corrupción, nada más alejado, porque la honorabilidad está respaldada por ese enorme valladar moral que es AMLO.

Entre paréntesis; manzana envenenada recibe el ejército y armada de México; pues de combatir a la delincuencia, ahora será prominente contratista del estado, pues construirá el aeropuerto de Santa Lucía, así como elegantes depas en exclusiva zona de Santa Fe, en predios del campo militar número uno y que habrá de comerciar, además de administrar el futuro aeropuerto y la distribución de combustibles vía las pipas que sin licitación se adquirieron con el odioso imperialismo yanky, que por cierto nadie las a visto y que dicen no cumplen con la normas de calidad para el transporte de energéticos; pero igual a quien importa semejante minucia, si lo digo YO, que tengo toda la autoridad moral para ordenarlo; ojalá la tentación de la corrupción no gangrene a los cuerpos castrenses, con semejante fruto prohibido que recibe, en tantas y jugosas canonjias.

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.