EL VERDADERO PAPEL DE LA OPOSICIÓN

Por:

 

Que podemos entender por oposición. Con este calificativo se designa frecuentemente a la persona, grupo o partido que simplemente es contestataria, pero está visto que ahora que transitamos en democracias de gobiernos divididos, o compartidos, por sus diferentes ideologías partidistas, la oposición tiene el deber de irse construyendo como una verdadera alternativa al poder. Lo anterior significa que, en un sistema donde es posible alternar entre diversas fuerzas políticas la titularidad del poder, la oposición tiene que demostrar ante la ciudadanía que está preparada para acceder al gobierno. Por ello tiene que asumir una actitud responsable y constructiva, para que la sociedad le pueda dar su voto para arribar al poder y especialmente al control de la administración pública.

La actuación de la oposición radica en tomarle la medida-el pulso- al gobierno, para plantear acciones concretas, en medio de una confrontación critica, con miras a decantar propuestas. Ha sido una constante el proceso de reconocimiento que los sistemas políticos hacen de la oposición, como un factor clave para su funcionamiento y legitimación. Aquellos que lo hacen dejan de ser autoritarios y se convierten en verdaderas democracias. Las cuales, para su desarrollo, requieren una sólida afirmación en la concepción y procedimientos en torno a varios sentidos: el acceso al gobierno, la garantía de la oposición y de los correspondientes espacios para la libre expresión.

Una vez garantizado el cabal ejercicio de la acción de la oposición, esta debe cumplir las siguientes funciones:
a.- Formular políticamente las demandas sociales, económicas, políticas y culturales que no hayan sido tenidas en cuenta por el gobierno.
b.- Fiscalización, corrección y denuncia de las acciones improcedentes, de la administración o por la mayoría.
c.- Presentar alternativas políticas materializadas en programas y candidaturas.
d.- Presentar al electorado alternativas legítimas y posibles, buscando que la aprecie como la opción políticamente deseable.
e.- Pedagogizacion del debate político público, mediante la incentivación de la participación ciudadana, con miras a elevar la cultura política.

Ser oposición es relevante y estratégico, a veces es más complicado que ser partido en el gobierno. Pero es fundamental para asegurar la democracia. En México aún no se aclaran los papeles de cada cual, en razón a los mismos comportamientos de los diferentes actores políticos y sociales, que su oposición es solo para denostar al que tiene el poder, y el que tiene el poder, hace los mismo en solo señalar a los que en su momento tuvieron el poder.

La arena del coliseo está ardiendo en espera de un debate de altura y no para ser testigo de la consolidación de una crisis de partidos y de gobierno, en donde solo ladran los perros en espera del sonido de las trompetas, donde se anuncia la llegada de la renovación o del remplazo.

Abogado y Maestro en derecho constitucional y amparo,

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.