CONVIERTEN A VERACRUZ EN ZONA DE GUERRA CON ENFRENTAMIENTOS ARMADOS

Por:

 

Enormes columnas de humo alzadas al cielo, consecuencia de cinco tráileres incendiados para bloquear una carretera, luego de un enfrentamiento armado entre presuntos narcos y uniformados y la aparición de narcomantas, es el panorama desolador que se ha visto en la zona centro del estado de Veracruz en las últimas horas.

La violencia se desató, presuntamente por los operativos policiacos ordenados por el gobierno de Veracruz para contener la presencia del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en esa entidad, pero la medida desató la furia de los narcos.

Todo comenzó durante la noche del jueves en Joachin, municipio de Tierra Blanca, donde un convoy de la policía, llamada Fuerza Civil, fue materialmente emboscado por sujetos armados; se desató una balacera, hasta allá llegaron refuerzos y cayeron abatidos cuatro presuntos narcos, en tanto que uno de los uniformados quedó muerto en el lugar.

Durante la madrugada, y parte de la mañana, parecía que la violencia había cesado, pero de pronto fueron difundidas en redes sociales las imágenes de varios tráileres incendiándose sobre la carretera federal La Tinaja-Córdoba, a la altura de la comunidad La Pitahaya, mejor conocida como “La Luz”; el fuego trasmite miedo, y la gente de Veracruz sintió miedo por las enormes llamaradas consumiendo vehículos de carga.

Por medio de las redes sociales circularon audios donde presuntamente se escuchan jefes policiacos pedir ayuda a las fuerzas armadas para repeler el ataque del módulo de Cosamaloapan a la pista a Coatzacoalcos. En otro audio se escucha a otra persona, una voz de varón, que dice que lo van “plomeando” rumbo a Coatzacoalcos.

En otro mensaje de audio se escucha una voz desesperada que señala que son al menos 15 camionetas rotuladas con las siglas de una célula delictiva las que llegaron con hombres armados.

En el lugar de los hechos, además de los sospechosos y del oficial muerto, quedaron vehículos quemados y varios cartuchos percutidos en los alrededores.

Tras la balacera ocurrida durante la noche y parte de la madrugada, aparecieron mantas colgadas en puentes de Veracruz y Boca del Río con mensajes firmados por una célula delictiva.

Entrada la noche de ayer, el entorno volvió a una tensa calma, en tanto que la policía intenficificó sus patrullajes con las debidas precauciones ante el posible resurgimiento de la violencia en el convulsionado estado de Veracruz.

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.