“CARTA A UN AMIGO”

Por:

Amigo, como bien dices, Lopez Obrador con tal de hacer su capricho, te promete el cielo, el sol y la luna y es exactamente lo que el viernes en su show- monologo señaló, a propósito de la revocación de mandato, “ con compromiso público, no voy a buscar reelegirme “. ¿Es posible creer en quien todo lo hace, por que el pueblo bueno se lo pide? La verdad, es una trampa, como lo destaca la Coparmex, atreves de su Presidente Gustavo de Hoyos, y te voy a decir por qué; porque obteniendo la ratificación, también gana, muy probablemente la cámara de Diputados, nuevamente, además de gobernaturas y muchas alcaldías. No hay que olvidar que en el 21 está en juego mucho y con tal apoyo, recurrirá a otra de sus “consultas “ y entonces, aún cuando haya firmado, para no reelegirse, lo hará porque el pueblo es sabio y es la voz de Dios. Por eso el afán de la famosa revocación de mandato, que le servirá para reafirmar su clientela y el poder que tiene sobre eso que él llama pueblo. Los gobiernos populistas de izquierda satalinista invariablemente buscan perpetuarse en el poder. En su ADN no está la democracia, ni la constitución que como AMLO protestaron cumplir y hacer cumplir; porque si les estorba, hacen una a su modo; pues si la voluntad fuera está, no estaríamos discutiendo sobre la reelección, pues en ese sentido nuestra Carta Magna es muy específica y no se necesita firmar ni afirmar absolutamente nada porque lo que esperamos es su estricto cumplimiento y no poses demagógicas, que de antemano, se sabe, no se van a respetar.

Ningún Presidente ha suscrito compromiso semejante, y aunque en su fuero interno surgiera tal posibilidad, jamás nadie se atrevió, desde Plutarco Elías Calles hasta Peña Nieto. Se olvida que la no reelección, no es un concepto abstracto, sino la esencia de la Nación que surgió de la revolución y que con sangre de miles de compatriotas se logró y con espíritu democrático hemos sostenido, como para mediante una farsa se perpetúe en el poder un tirano, que después para sacarlo nos cueste sangre, sudor y lágrimas, como ya las vivió nuestro querido país.

Entre paréntesis; señales ominosas atentan contra la libertad de expresión. AMLO, al denunciar a la crítica que no le gusta y llevarla a tribunales mediáticos mañaneros y a denuncias penales, muestra la cara real de quien desde el poder se solaza al acusar a personas y empresas como enemigos públicos de su 4T. Si todavía hay quien duda de su intolerancia y autoritarismo con estos desplantes, entonces no se qué se espera que suceda. ¿Que haya persecución política y quema de libros prohibidos por la 4T y sus sensores? No se endosó una nación de 125 millones de ciudadanos para que se destruyan las instituciones y se impongan los caprichos y ocurrencias. ¿No crees, mi estimado amigo?

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.