Y DE AMORES VACÍOS

Por:

 

Y yo que me empezaba a enamorar y tú que me vacías con el peso de tu indiferencia

No sabes que terrible desdicha es esta de equivocarse de sujeto cuando se pretende disfrutar del verbo amar

Y es como le digo a mis ojos que no griten que te aman cada vez que te veo

Ahora más que nunca estoy segura de que nos tendieron una trampa, de que la bendita suerte nos abandono, de que el universo conspiro en nuestra contra y las benditas lenguas humanas hicieron de las suyas, ahora más que nunca se que llevo una eternidad sintiendo este vacío de tu ausencia, de tu estar a ratos, de tu fugacidad, no somos el uno para el otro pero como putas le hago para entenderlo

Me he restregado una y otra vez en la memoria tu maldita indiferencia y ni así me acostumbro a la idea de aceptar que no me quieres

Tu silencio, tu mirada con una media sonrisa que me dice todo y a la vez nada… Y yo con ganas terribles de volver a probar tu boca

Te me atravesaste entre las ganas y el orgullo queriéndote como adolescente, de rato en rato y con el corazón urgido de ti y me doy cuenta que no importa lo mucho que eres y lo mucho que hagas cuando esperas que lo noté un ciego como tú.

Y así vamos muchos por el mundo coleccionando ausencias e indiferencia con ojos color café.

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.