ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS NO FUNCIONA CONTRA LAS ADICCIONES

Por:

 

Con la evolución que han tenido las drogas en los últimos años el programa de Alcohólicos Anónimos (AA) por sí sólo ha quedado rebasado desde años para enfrentar el problema de las adicciones, sobre todo en los centros de ayuda mutua, que ahora ya cobran por los internamientos advirtieron autoridades de la Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC) que pidieron no revelaran sus identidades.

“Desde hace años, las indicaciones para los grupos de ayuda mutua, ha sido complementar los tratamientos de AA con otras intervenciones, justo porque esto ya no es suficiente y las drogas siguen evolucionando” precisaron a Latitud Megalópolis.

“Los millones que se recuperaron en AA, eran alcohólicos puros, no había clínicas, ni anexos, ni centros de recuperación, en la actualidad son alcohólicos drogadictos que ya llegan “muy tronados de sus facultades”, dijo por su parte un terapeuta que labora en la una clínica, cuyos costos de rehabilitación fluctúan entre los 60 y 100 mil pesos mensuales.

En estos momentos se requieren aliados sociales, asociaciones de usuarios y consumidores con gran experiencia “y hay que empezar respetando los derechos humanos de quienes consumen, con estrategias más experimentadas y científicas, no con la estigmatización” con la que han sido tratado los adictos, por eso el estado se hará cargo de la prevención y la rehabilitación de los adictos, dijo Jesús Ramírez vocero de la Presidencia, al presentar la Estrategia Nacional contra las Adicciones.

NUEVOS METODOS

En este contexto, los propios psicoterapeutas que laboran en Clínicas de Adicciones reconocidas y que han logrado preparase y dedicarse a esta tarea reconocen también que el programa de AA ya es insuficiente, para lograr rehabilitar a los adictos, se requiere dicen, de acompañarse de otros métodos, para lograr una recuperación.

“En las clínicas como Monte Fénix, Oceánica, Paraíso, no es Alcohólicos Anónimos los que los han sacado adelante, es la Psicología, Psiquiatría y la medicina, de AA hacen una junta nada más en ocasiones, quizás en las noches de desahogo, en realidad en las clínicas se tratan otras cosas, autoestima, personalidad, virtudes, duelos, y llegan, a tocar AA nada más como una enfermedad, lo que pasa es que las nuevas drogas destruyen más rápido el cerebro”.

El problemas es que, los viejos adictos, que han vivido de las agrupaciones, se resisten a permitir la intervención de otras alternativas médicas y psicoterapéuticas, pero a la par, quieren obtener ingresos del gobierno, vía lo que era la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) o por donaciones, por eso se están convirtiendo en Asociaciones Civiles, para convertir los Centros de Rehabilitación en su “modus viviendi”, carcelarios, donde sólo tienen a los mismos de siempre, porque siguen aplicando el mismo método que ya no les funciona, detalló el psicólogo Alfonso Ortiz de los Centros Nueva Vida.

Para esto, han creado asociaciones o confederaciones, estatales y nacionales con el fin de atraerse recursos, pero que no están reconocidos por ninguna autoridad, por lo que no cumplen ningún fin, más sus interés personales, sólo que ahora, con la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador y la sustitución de la Sedesol por la Secretaría del Bienestar, “el negocio se les acabo” porque ya no se entregarán recursos para ninguna institución con fines de lucro.

Sin embargo los llamados “Padrinos” no entienden ésta postura y se aferran al simple programa de AA porque ellos se salvaron con esa técnica, en donde fueron internados y tratados con métodos carcelarios donde sólo quedaron “resentidos” con sus familiares, señalan el psicólogo Alfonso Ortiz y lo trasladan a los adictos que ellos tratan y se siguen tratando así, incluso en las llamadas juntas de recuperación, donde sólo utilizan palabras altisonantes, desvirtuando totalmente el sentido del programa.
Ante esto, la CONADIC, ha sido ha sido “una institución muy débil, con poco presupuesto y escaso apoyo” dijo el vocero de la presidencia, pero esto va a cambiar porque en el país existen 3 mil 300 de clínicas rurales que se han convertido en centro de reclutamiento para el crimen organizado y en nada contribuyen para la rehabilitación de los adictos.

Cabe destacar el caso del que se hace llamar Centro Especializado en Adicciones “Mejores Caminos” ubicado en la calle Valle de Bravo número 328 de la colonia Porfirio Díaz en Ciudad Nezahualcóyotl en el Estado de México que es atendida por un ex judicial llamado Reynaldo Valdez donde con estigmas, golpes y al estilo de los reclusos, pretende rehabilitar a los jóvenes, donde prevalecen los golpes, los encierros, los castigos que llaman aplicaciones que es prácticamente una prisión donde son privados de su libertad y que no cumple con la norma 028, y es permitido su funcionamiento pero caso como éste hay muchos.

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.