¿QUÉ ES LA VIOLENCIA FAMILIAR?

Por:

Desde 2018 se reportó que la violencia familiar o intrafamiliar se disparó un 9% a diferencia de otros años, existen más de 90 mil carpetas de investigación por este delito. En México este delito causa estragos como adicciones, desintegración familiar, homicidios, lesiones, abuso sexual y violación, alteraciones en la salud física y mental entre otras. Es necesario hacer consciencia, no se educa con golpes, los hijos no son objetos son seres humanos con capacidad de sentir dolor y además son vulnerables, cada miembro de la familia es valioso no es propiedad de nadie, posee dignidad y ello nos conmina a respetarlo y conservar su bienestar.

El núcleo familiar debe velar por la conservación de sus miembros, se trata de cuidarlos, porque de esa manera trasciende y perdura, sin embargo los papeles se han invertido, y es la familia la que victimiza, son los supuestos “seres amados” quienes ofenden, denigran, golpean entre otras conductas, que dicho sea de paso no son normales, hablan de una salud mental funesta y una personalidad perversa.

De acuerdo al artículo 323 Quáter del Código Civil para el Distrito Federal, la violencia familiar es: aquel acto u omisión intencional, dirigido a dominar, someter, controlar o agredir física, verbal, psicoemocional, o sexualmente a cualquier integrante de la familia dentro o fuera del domicilio familiar, y que tiene por efecto causar daño, y que puede ser cualquiera de las siguientes clases:

I. Violencia física: a todo acto intencional en el que se utilice alguna parte del cuerpo, algún objeto, arma o sustancia para sujetar, inmovilizar o causar daño a la integridad física del otro;

II. Violencia psicoemocional: a todo acto u omisión consistente en prohibiciones, coacciones, condicionamientos, intimidaciones, insultos amenazas, celotipia, desdén, abandono o actitudes devaluatorias, que provoquen en quien las recibe alteración auto cognitiva y auto valorativa que integran su autoestima o alteraciones en alguna esfera o área de la estructura psíquica de esa persona;

III. Violencia económica: a los actos que implican control de los ingresos, el apoderamiento de los bienes propiedad de la otra parte, la retención, menoscabo, destrucción o desaparición de objetos, documentos personales, bienes, valores, derechos o recursos económicos de la pareja o de un integrante de la familia. Así como, el incumplimiento de las obligaciones alimentarías por parte de la persona que de conformidad con lo dispuesto en éste Código tiene obligación de cubrirlas, y

IV. Violencia sexual: a los actos u omisiones y cuyas formas de expresión pueden ser: inducir a la realización de prácticas sexuales no deseadas o que generen dolor, practicar la celotipia para el control, manipulación o dominio de la pareja y que generen un daño.

Cabe destacar que el mismo artículo establece que no se acepta en ningún caso a la violencia como una forma de educar o corregir. Además el artículo 323 ter del mismo ordenamiento establece que los miembros de la familia tienen derecho a desarrollarse en un ambiente de respeto integridad física, psicoemocional, económica y sexual y tienen la obligación de evitar conductas que generen violencia familiar.

Por su parte, el Código Penal para el Distrito Federal en su artículo 200 establece el tipo penal de violencia familiar, que puede suceder dentro o fuera del domicilio o lugar en el que habite la víctima, la pena es de uno a seis años de presión y la pérdida de derechos de carácter sucesorio, patria potestad, tutela y alimentos, y se decretarán las medidas de protección conforme a lo establecido por este Código; este delito se persigue por querella y excepto cuando la víctima sea menor de edad, incapaz, una mujer embarazada, participen dos o más personas, se cometa con un arma punzocortante o de fuego, deje cicatriz o exista algún antecedente de violencia familiar.

Es importante informarse acerca de la violencia familiar, no debemos normalizar los malos tratos, ni el uso de la fuerza en el hogar. Como sociedad somos responsables, muchas veces los niñ@s sufren palizas brutales y los vecinos u otras familiares ni se inmutan, eso es una conducta negligente que violenta la dignidad de un ser humano, hay que alzar la voz y denunciar, ¿de qué otra manera ese niñ@ obtendrá ayuda?

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.