LAS MUERTES OCASIONADAS POR ATAQUES DE PERROS

Por:

 

En estos días se da a conocer la noticia de un nuevo ataque de un perro que produce la muerte de una persona, en este caso un bebé en la alcaldía de Iztapalapa. Al respecto es válido preguntarse si existe responsabilidad de alguna persona respecto de estos hechos.

En principio, la regla general indica que los animales no son responsables de sus hechos, como ocurría en otros tiempos en que se les enjuiciaba, desde luego se suele pensar en la Edad Media europea cuando se trata de estos temas, sin embargo, aún el siglo XIX se llevaban a cabo juicios en contra de animales. En este siglo XXI no se acepta la sanción penal a animales por hechos que para un ser humano son delitos.

Pero entonces, ¿qué ocurre cuando un perro ocasiona la muerte de una persona?

Si bien he indicado que los animales no se consideran responsables no ocurre lo mismo con sus dueños o cuidadores, sin embargo, para ellos no existe una regla general, como en casi todas las situaciones relacionadas con el sistema jurídico se deberá distinguir caso por caso. Así en los casos en que el perro es azuzado en contra de una persona, las lesiones o la muerte que ocasionen se le atribuirán a quien lo azuzó a título de dolo, dado que el animal es empleado como instrumento para ocasionar el resultado. Por otra parte, cuando los dueños o cuidadores suelta al perro en la calle y éste ocasiona lesiones u homicidio aquellos responderán por delito culposo, por su faltar a la observación a los cuidados debidos cuando se tienen perros, lo que entre paréntesis es muy común en México, en donde los dueños suelen echar a la calle a sus canes para que realicen un paseo solos o bien para que lleven a cabo sus necesidades fisiológicas. En estos mismos casos, considero que si existen antecedentes de que el animal es bravío pudiera ser que se atribuyan las lesiones o el homicidio como dolosos (dolo eventual se le llama) toda vez que es previsible para el dueño que el animal pueda atacar a quien se encuentre en su camino, regla que podría observarse para ciertas razas de perros para los que se deben observar cuidados mayores a fin de evitar posibles ataques a personas, lo que por supuesto no existe en México, no he visto que la gente pasee a su perros, de ninguna raza y menos a aquellos de razas consideradas como bravas, llevarlos con los cuidados debidos como son bozal y correa, por el contrario los suelen soltar entre la gente con el argumento de que es un perro que no muerde, incluso en el caso de ataque (¡faltaba más!) suelen culpar a la víctima del ataque.

Muy diferente es el caso del ladrón que ingresó a una casa y fue atacado por un perro pitbull, en estos caso, al estar suelto pero dentro de la casa, se considera que la persona –el ladrón- se auto puso en peligro, por lo que es el mismo quien debe asumir las consecuencias de sus actos, por lo que en estos casos no existe reproche alguno para los dueños.

Finalmente, ¿qué pasa con los perros que atacan a otros perros y les llegan a producir la muerte? Nuevamente tendremos que distinguir el caso, si el ataque es dirigido al animal entonces estaremos ante el delito de maltrato o crueldad en contra de los animales. Si por el contrario el daño a un animal lo produce otro pero por descuido o falta de observar las precauciones debidas en su conducción (recuérdese el caso del perro Husky que mató a un perro de raza pequeña) estaremos ante el delito (por parte del dueño, por supuesto) de maltrato animal bajo la modalidad de culposo por no observar los cuidados debidos, dado que este delito sí admite esta modalidad o forma de comisión.

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Un comentario

  1. Ana Ma Alcántara dice:

    Excelente y reflexiva información. Así mismo, nos invita, a todos, responsabilizarnos de actos directos o indirectos, como lo es en este tema. Felicidades Dr. Dante López Medrano.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.