APLICA CDMX MEDIDAS ANTI ROBO DE CELULARES

Por:

 

Como parte de la inseguridad que se vive en diferentes estados del país, el robo de teléfonos celulares se ha convertido en un negocio jugoso y rápido para los delincuentes, ya que una vez que los quitan a sus víctimas, los venden con facilidad a otras personas o los exhiben en tianguis y puestos semifijos sin que nadie pueda hacer nada.

En la Ciudad de México, donde cada año se cometen más de 700 mil robos de celulares; a partir de esta semana con una llamada a Locatel, se podrá bloquear una línea, al igual que del celular robado o extraviado y de esta manera proteger la información del usuario, además de que con la emisión de un decreto se pretende prohibir el robo de estos dispositivos, considerándolo incluso como delito grave.

El usuario debe conocer el IMEI, que es el número único que identifica cada línea de celular, mediante la marcación *#06# desde el propio aparato.

Después las personas tienen cuatro opciones para que las autoridades capitalinas tengan registro de su aparato: llamar a Locatel y registrar ese número, ingresar el número IMEI en la aplicación Alameda Central en el módulo “Bloquea tu celular”, y el portal web bloqueatucel.cdmx.gob.mx.

Otra opción es la aplicación Victoria, enviando un mensaje directo en Facebook a las cuentas @Gobierno CDMX @ClaudiaSheinbaumPardo, en Twitter a @GobCDMX @Claudiashein, o bien enviando un mensaje de texto al 30303.

De esta manera, en caso de robo Locatel podrá recordar el IMEI, contactar a la persona con la compañía de teléfono para bloquear la línea y el equipo, e incluso acompañar al afectado durante la llamada o hacer el trámite por él.

En caso de quien compre un teléfono usado, puede consultar en el portal bloqueatucel o bien en Alameda Central para saber si no está reportado en la base de datos.

A su vez la Secretaría de Seguridad Ciudadana hará un monitoreo y vigilará el transporte público con geolocalizadores, botones de pánico y policía de transporte, en tanto que la Procuraduría agilizará las denuncias por robo, con ventanillas digitales y se harán operativos en lugares de reventa de celulares.

De esta manera, se pretende disminuir a partir de este año las cifras que durante 2018 registraron mil 972 robos de celulares diarios, equivalente a un daño patrimonial de 9 millones, estimando un costo promedio de 5 mil pesos por cada teléfono, sin considerar la cifra negra que es de un 99%.

Las autoridades capitalinas se coordinan también con las tiendas de autoservicio, para que exista un registro del comprador del número y del chip, con la finalidad de que quien lo llegue a robar, sustraiga la identidad de la víctima. Esperemos que la medida funcione y se acabe con el robo celulares y a los delincuentes los metan a la cárcel.

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.