LUISITO REY, INMORTALIZADO EN PLAZA GALERÍAS

Por:

Su canal de youtuber está a nada de llegar a los 10 millones de suscriptores y sus redes sociales promedian 5 millones de seguidores

Luisito Rey es sin duda una muestra patente de lo que la nueva era de la comunicación global y digital representa en nuestros tiempos, por mucho que pese a algunos.

Su historia de éxito avasallador es fruto del esfuerzo y el trabajo conjunto de un grupo de jóvenes mexicanos que, como el propio Luisito, han luchado y enfrentado a todo y a todos para trascender con sus contenidos originales y únicos que enamoraron a una generación que se sintió identificada plenamente con lo que ellos hacían, y no con la oferta que existía entonces en los medios convencionales.

Su ascendencia va de la mano del descuido y el desdén que les procuró la industria del entretenimiento a los más jóvenes, tan así que aún hoy los grandes consorcios de medios siguen buscando explicaciones al fenómeno que youtubers e influencers como Luisito Rey representan para replicarlo hacia sus propios contenidos sin haberlo conseguido del todo.

El caso de este reconocido youtuber es digno de elogio: formó parte alguna vez del W2MCrew que ha venido marcando a toda una época, creciendo hasta niveles de leyenda urbana.

Su canal está a nada de llegar a los diez millones de suscriptores y sus redes sociales promedian 5 millones de seguidores, además se ha dado el lujo de trabajar y colaborar al mismo tiempo en las dos principales televisoras del país, cosa que muy pocos pueden presumir. Porque la voz de Luisito Rey es poder hoy en día y su encanto y empatía con la gente es algo visible que lo ha consolidado como uno de los más grandes de su tiempo en su ramo.

Por ello no fue nada raro que haya sido invitado a plasmar sus huellas en el denominado “Paseo de la fama Latinoamericano”, asentado en Plaza Galerías en la colonia Anzures, donde se dieron cita centenares de fanáticos que querían ser parte de este momento cumbre y emotivo en su carrera.

Niños y jóvenes sobre todo hicieron suyos los pasillos de esta plaza, entre gritos que desbordaban emociones y veneración a la figura de Luisito, con un clímax ensordecedor al tiempo que sus manos quedan plasmadas para la inmortalidad y las muestra ante las cámaras que registran el momento, esas manos que serán compañeras de otras tantas palmas ilustres.

Nada mal para un chico que a sus 30 años se ha vuelto un referente y modelo para millones de chicos de las nuevas generaciones.

También es de los primeros en sumarse al Paseo Influencer del Hollywood Latino, figurando sin duda para la posteridad como una de las huellas más relevantes de su listado de famosos.

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.