“CARTA A UN AMIGO”

Por:

Estimado amigo:

No cabe duda que la debacle de Culiacán el pasado 17 de Oct. a llevado a López Obrador por caminos ridículos e insospechados y de enormes riesgos, que lejos de aclarar o despejar dudas, las remarca o peor aún provoca más.

Ver al General Cresencio Sandoval dar dudosas y complicadas explicaciones sobre lo que sucedió aquel aciago día, me recuerda la explicaciones del ex Procurador General de la República Jorge Carpizo a propósito del homicidio del Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo y que igual que ahora, ante los medios de comunicación, con un programa PowerPoint se desgañitaba por convencer con tortuosas interpretaciones los eventos que se desarrollaron aquel 24 de mayo de 1993 en los que perdió la vida el Cardenal; y que la prensa bautizó como la explicación Nintendo; haciendo referencia al juego de Mario Bros en franca burla a la presentación que hizo el ex Procurador para tratar encontrar el hilo en la madeja de mentiras y contradicciones que se construyeron para aclarar el lamentable crimen y que nadie creyó; pues ahora 26 años después de aquel episodio que marcó, el antes y después al gobierno dé Carlos Salinas De Gortari, se recurre al mismo mecanismo de “explicación “ que a nadie deja satisfecho y que pone al gobierno de Lopez Obrador también en el antes y después, como el de su odiado enemigo, ademas como mentiroso, opaco y desleal; pues si bien es cierto que la información se da en un contexto de transparencia, al hacerlo en su mañanera; también lo es que al no proporcionar toda la información de forma veraz y congruente, termina por ser atole con el dedo, con más agujeros que un queso gruyer y por si fuera poco todo para exonerar al inepto de Alfonso Durazo, que se llega al colmo; traiciona el código de ética y lealtad de las fuerzas armadas y se desnuda el nombre del responsable del Grupo de Análisis de Información del Narcotráfico ( GAIN) y responsable del funesto operativo; dejando en la orfandad a los órganos de inteligencia del Estado Mexicano y tropa en general, quienes a partir de ese momento están a merced de los caprichos y deslealtades de su Jefe Supremo y de la ingenuidad y disciplina del Secretario de la Defensa Nacional, que AMLO sin ningún respeto antepone a la incapacidad o peor aún cobardía de asumir la responsabilidad; que obliga al General Secretario a echar de cabeza a sus subalternos, demostrando con ello el desprecio que tiene por las fuerzas armadas, no hay que olvidar que la izquierda mexicana odia al ejército; que para salvar su ego, no le tiembla la mano ni la voz para empinar a la más leal y eficiente de las instituciones del Estado Mexicano, como lo son las Fuerzas Armadas. Este acto tendrá en el futuro enormes consecuencias que presagian la ruptura de la estabilidad democrática y constitucional y no precisamente con golpes de estado, como mañosamente se cura en salud el Presidente.

Jugar al Nintendo al ex Procurador Carpizo a propósito de aquel lamentable y nunca esclarecido crimen, nos costó una serie de eventos de enormes y gravísimos consecuencias que iniciaron con levantamiento Zapatista; al que siguió después la muerte de Luis Donaldo Colosio; y luego con la de José Francisco Ruiz Massieu; desembocando al final en una de las peores crisis económicas que el país haya sufrido en el error de diciembre de 1994 y que al igual que ahora tubo como común denominador a los tristemente célebres Capos Guzmán como detonadores. Que paradoja. Culiacán deja una estela de daños enormes, veamos; un Secretario de la Defensa que reconoce públicamente que sus subalternos actúan por la libre; puesto que él no estaba enterado del operativo. Un Secretario de Seguridad que sin medir las consecuencias de sus palabras sale a decir que todo se debió a un casual encontronazo con el cartel de Sinaloa. Un Presidente que mañosamente se incomunica en un vuelo a Oaxaca el día del evento y que luego dice que si está enterado y después se desmiente negando todo conocimiento. Un Ejército a merced de los delincuentes. Un General en retiro que en un discurso con generales activos y en retiro habla de un rumbo incierto que nos lleva a un estado fallido, de halcones palaciegos que presionan a los mandos militares, de una sociedad polarizada, de un ejército ofendido y humillado. Un criminal buscado por la justicia estadounidense detenido y luego impunemente liberado. El Estado Mexicano sometido por una horda de asesinos, que amenazaban con convertir una carnicería sino soltaban al tal Ovidio Guzmán. Horas, días y semanas de confusión, mentiras y trastupijes y traiciones. Una estrategia de seguridad que nadie entiende y menos conoce. Un abrazos y no balazos. Un humanismo que suena a complicidad. Una Guardia Nacional cuidado la frontera sur y persiguiendo indocumentados centroamericanos, africanos y caribeños; como el bello muro de Trump. Una economía y finanzas en franca caída libre. Empresarios comparados con lo peor de la delincuencia. Delincuentes justificados , inversionistas condenados.

Medios comparados con perros que muerden la mano del amo y no publican lo que el Sr. Presidente quiere como verdad histórica; porque déjame te digo, él si tiene una verdad histórica y nadie, pero nadie se la puede rebatir; porque él siempre tiene otros datos, dogmática e ideológicamente; y menos los perros de la prensa a los que les quito el bozal. Lo que si no sé Estimado amigo, si es porque les otorgo la libertad de expresión, que no creo, o si es el chayote que da a los dueños de los medios que sostienen la cadena de los mal llamados perros. Aclaró sólo se le pone bozal a los perros. No es que quiera estigmatizar, sino por el contrario, quiero contextualizar únicamente por aquello que dijo el jueves pasado en su mañanera “ No muerdan la mano, a quien les quito el bozal”. Refiriéndose a la prensa que lo cuestionaba y exigía no más mentiras en el culiacanaso.

Entre paréntesis; no hay en la historia de nuestra nación una etapa tan frívola y a la vez tan dramática como la que encabeza el Presidente López; a propósito de lo que señale líneas arriba. Salinas de Gortari no estuvo presente en la conferencia de prensa de Carpizo, ni comentó, ni aclaró, ni mucho menos desnudó al Ejército y Marina como lo a hecho ahora el Presidente.

Espero mi querido amigo que retome el camino y que genere la confianza que tanto se necesita. Aún tengo esperanza, a pesar de todos los nubarrones que se ven en el firmamento.

Los dogmas y la ideologizaciones son malos consejeros. La polarización entre pueblo bueno y malvados fifís conservadores, nos augura feo porvenir y más cuando el que lo promueve es el mismísimo Presidente, quien a decir de él; es porque tiene calidad moral y honestidad para decirlo. Recuperar los fantasmas de un golpe de estado, no es otra cosa que la ridícula caricatura de la incapacidad e ineptitud de reconocer errores y corregirlos. En lugar de eso se victimiza. De lo que sí estamos cerca es de un tras pie económico, tan recurrentes en el pasado, que se nos había olvidado y que corremos el riesgo de repetir. No te parece querido amigo?

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.