AFIRMAN QUE TSJ PIDE MUCHO

Por:

Ciudad de México.- Familiares de personas que enfrentan proceso en los diversos Reclusorios de esta capital, señalaron que es una burla el que Rafael Guerra, presidente del Tribunal Superior de Justicia de la CDMX , pida 12 mil 761.2 millones de pesos de presupuesto para la impartición de justicia, pues aseguran que esta capital está en crisis de justicia y se ve el derroche de dinero en sus instalaciones.

Las injusticias brotan por montones de las salas de audiencia de esta metrópoli, donde los jueces de control en muchas ocasiones se declaran incompetentes y dejan a los detenidos por varios meses en reclusión hasta que se dignan a retomar sus casos.

Ejemplos hay muchos, asegura Reyna Hernández Solís, a quien en el mes de junio, unos patrulleros de la Secretaría de Seguridad Ciudadana detuvieron a su hijo, de 26 años de edad bajo la acusación de que se había robado con violencia un vehículo.

Los uniformados trasladaron al detenido identificado como Juan Manuel Nava Hernández a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia de la CDMX, en donde pese a una serie de irregularidades el Fiscal de Recuperación de Vehículos decidió remitir ante un juez de control al presunto sospechoso.

Resulta que los policías informaron haber detenido a Juan Manuel en la colonia Moctezuma, pero dudaron y no supieron ubicar el sitio exacto de la aprehensión y terminaron indicando que Juan Manuel cometió el robo en la colonia San Juan de Aragón, en el Estado de México.

Era un caso en el que el juez de control no tuvo pruebas para vincular a proceso al detenido, pero decidió remitirlo ante un juez con sede en el tenebroso penal de Chiconautla, Ecatepec, Estado de México.

Juan Manuel lleva casi tres meses en espera de escuchar alguna decisión del juez, e incluso ya enfrenta la justicia de los más peligrosos reos de ese penal que la han pedido dinero por dejarlo estar tranquilo en ese centro penitenciario.

Todo por un juez incompetente, que dijo que así se sentía, incompetente, por lo que un ciudadano común ahora enfrenta la gran inseguridad del penal de Chiconautla, mientras el juez disfruta de un buen salario e instalaciones dignas para su investidura.

Ahora el presidente del Tribunal de Justicia pide los miles de millones para según él, impartir justicia, lo que es tomado como de risa para los capitalinos.

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.