DE INFINITOS

Por:

 

Extraño esa delicadeza con la que tus dientes se clavan en mi espalda

Hay un ritmo en tu respiración cada que presionas mi carne entre tu boca, es un compás perfecto el que se forma y tú ni siquiera notas que a ese mismo unísono tus caderas danzan sobre el escenario que fue implantado en el centro de mi cuerpo.

Dejas que el ritmo te invada uno a uno los sentidos, lo disfrutas, lo gozas, lo vives y te das permiso que el placer te alcance para llevarte a un infinito donde descubres una vía láctea que lleva mi nombre.

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.