NO A TORTURA Y NO PUEDE HABER CHIVOS EXPIATORIOS

Por:

Familiares de dos hombres detenidos por el caso LeBarón rechazaron que sus parientes sean los responsables de la masacre registrada el 4 de noviembre en los límites entre Sonora y Chihuahua

 

La familia LeBarón se pronunció por no dejar que en el combate al crimen organizado “paguen justos por pecadores”, aunque dieron el beneficio de la duda a las autoridades que investigan la muerte de nueve de sus miembros en Bavispe, Sonora.

“No puede haber tortura, no pueden haber chivos expiatorios, todo tiene que ser transparente”, pidió Adrián LeBarón, quien además urgió a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) estar al pendiente de cada arresto que se haga.

A invitación del senador Emilio Álvarez Icaza, los LeBarón ofrecieron un mensaje en uno de los salones de la planta baja del Senado, donde Julián LeBarón explicó que han recibido llamadas diciéndoles que los detenidos por los hechos del 4 de noviembre son inocentes.

“Pero luego uno habla con otros familiares y me dicen otra cosa”, aseveró.

“Le vamos a dar el beneficio de la duda a las autoridades, por ahí va la cosa, hay que confiar, pero hay que insistir en que sea limpio, que se tengan pruebas en el debido proceso”.

En su mensaje, Adrián LeBarón se preguntó qué tiene que pasar, además de que se estén quemando bebés, para exigir un alto a estas tragedias.

“¿O simplemente debemos sentarnos a esperar la siguiente tragedia?”, cuestionó.

“¿No deberías suspender todo, todo lo que estamos haciendo, hasta no tener una respuesta de esto?”.

Los LeBarón agregaron que el FBI de Estados Unidos ha entrado dos veces a México para recolectar evidencias, y reiteraron su postura de que los grupos del narcotráfico deben ser considerados como terroristas.

 

AFIRMAN QUE DETENIDOS SON CHIVOS EXPIATORIOS
Familiares de dos hombres detenidos por el caso LeBarón rechazaron que sus parientes sean los responsables de la masacre registrada el 4 de noviembre en los límites entre Sonora y Chihuahua.

“Son dos chivos expiatorios”, señaló a REFORMA Estefanía Hernández, hija de Manuel Hernández, quien junto con su hermano Mario, fueron detenidos por autoridades federales por el homicidio de los nueve miembros de la comunidad mormona en La Mora, Bavispe, Sonora.

A Mario la Fiscalía General de la República lo identificó como “El Mayo”, presunto jefe del grupo criminal “La Línea” en el Municipio de Janos.

La captura ocurrió durante las primeras horas del domingo por parte de integrantes del Ejército, la Marina, la Policía Federal Ministerial (PFM), el Centro Nacional de Inteligencia y la Guardia Nacional.

La mujer señaló que una tía -hermana de los arrestados- pudo hablar con ellos en las instalaciones de la FGR en Nuevo Casas Grandes, Chihuahua, y Mario le comentó que lo estaban presionando para que se declarara líder del grupo criminal en Janos para liberar a su hermano Manuel, a lo cual se negó.

Agregó que su tío Mario es ganadero y tiene vacas y un terreno, mientras que su papá opera una veterinaria.

“Es una lástima de verdad una gran desgracia lo que paso con la familia LeBaron. Todos queremos justicia, todos esperamos que se haga lo necesario para dar con los responsables. Pero no me parece justo, que se este culpando directamente a gente que no tuvo nada que ver solamente porque se tienen que dar resultados del “arduo” trabajo de las corporaciones correspondientes (sic)”, publicó Estefanía Hernández en sus redes sociales.

“La familia LeBaron le lloro a los suyos, que desdicha 🙁 Pero hoy yo estoy llorando por los mios, y eso no es una desdicha, es una injusticia. Y tal como todos, pido JUSTICIA y la haremos valer. De aqui, hasta donde tope. No nos vamos a quedar de brazos cruzados viendo como le dan carpetazo al caso con tan sólo apuntar a lo desgraciado (sic)”, agregó con el hashtag

#QueremosUnGobiernoJusto #QueLaLeyNosProtejaNoQueNosSeñale.

En entrevista, Hernández dijo que una prueba de que sus familiares son inocentes es que el pueblo de Janos está con ellos y entre la noche del lunes y la madrugada de este martes bloquearon la carretera federal en el crucero de Janos, que se dirige a Nuevo Casas Grandes y Sonora, para exigir justicia.

La familiar mencionó que a Mario y Manuel Hernández les sembraron droga luego de arrestarlos de forma violenta y de dejar al padre de ambos, un adulto mayor de 73 años y quien hace un año sufrió un paro, solo en la casa.

Los habitantes de Janos, Municipio localizado a unos 212 kilómetros de Ciudad Juárez, han acompañado a la familia en sus protestas y alistan más acciones para demandar la liberación de los dos hombres.

“¡Queremos justicia!, ¡queremos justicia!, ¡son inocentes!”, expresaron.
“Los LeBarón quieren justicia, igual nosotros, no acusen a inocentes”, señalaron en pancartas, algunas de las cuales estaban dirigidas al Presidente Andrés Manuel López Obrador.

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.