VIOLENCIA DE GÉNERO EN SSC-CDMX

Por:

Ciudad de México.-La publicación en uno de los diarios capitalinos en el sentido de que en la Dirección Ejecutiva de Comunicación Social de la SSC capitalina, ahora bajo el mando supremo de la licenciada Tania Aguilar, hay nepotismo, desató enorme caos, pero en unas cuantas horas todo quedó en calma, pero persisten algunas anomalías, mismas que perjudican ni más ni menos, al género femenino de esa importante Dirección.

Mujeres contra mujeres, esa es la imaginaria que se percibe desde la llegada de Tania Aguilar, posiblemente sin haber recibido línea de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y por supuesto, brincando la autoridad del Secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfush, aunque eso está en duda.

En el Gobierno que encabeza Claudia Sheinbaum, la meta es de un total apoyo a las mujeres; de escucharlas y en todo lo posible, ayudarlas, no perjudicarlas, aunque en al área de prensa de la SSC es todo lo contrario.

Lo extraño es que Tania Aguilar era ajena a las actividades de la Dirección Ejecutiva de Comunicación Social, y como nueva en el puesto, llegó mostrando el mejor perfil para dar continuidad a la labor que ahí se hace ahí para mantener informada a la sociedad sobre las acciones y logros de la policía capitalina.

Cayó bien la presencia de Tania Aguilar en la Secretaría de Seguridad Ciudadana, fue bien recibida por el personal y transcurrieron un par de semanas, hasta que la licenciada Aguilar tuvo la oportunidad de escuchar algunos comentarios y su actitud cambió repentinamente.

Sin investigar, sin observar, sin dar instrucciones precisas de cómo quiere que se trabaje en esa Dirección, ubicada en la planta baja del edificio donde despacha el mero jefe de la policía preventiva, hizo cambios de una manera ruda, con tintes de venganza en contra de mujeres que ahí trabajan, mostró rencor contra el género femenino, algo echó a perder el carisma de la Directora de prensa.

Su actitud cambió con algunos reporteros, los ha apartado, se ve un claro desprecio con la gente de prensa que ahí acude. La licenciada Tania Aguilar está mal asesorada, y las versiones que ella tiene no son reales.

Es una lástima que no deje a algunos medios tener una buena imagen de su jefe, Omar García, quien enfrenta a la gran inseguridad que existe en esta capital, uno de los rubros más difíciles de superar en esta gran metrópoli.

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.