QUE COMAN PASTELES

Por:

 

Los tiempos de redes son perfectos, cuando hay interés de parte del gobierno para callar un tema sale un distractor, lo vemos diario, antes las cortinas de humo no eran tan consecutivas, hoy rigen el día a día por los constantes errores del gobierno en turno.

Los tiempos de hoy fueron tan perfectos como crueles pues, mientras una madre, con una desesperación evidente, grita que ella, otro grupo de padres, y sus hijos menores enfermos de cáncer no han ni desayunado por estar en espera de los medicamentos que necesitan y que no llegan, Andrés Manuel López Obrador sube un vídeo en el Restaurante El Cardenal con su mujer, riendo a boca abierta y comiendo pastel.

Lo que a más de uno le recordó esa anécdota de María Antonieta diciendo “que coman pasteles”, a la noticia de que los pobres no tenían pan. Una muy poco afortunada coincidencia que llegaran a la red con pocas horas de diferencia ambos vídeos? En realidad no, López tiene como costumbre subir más vídeos comiendo que trabajando.

Para muestra un botón, sube un vídeo diciendo que se le ponchó una llanta, la cosa más común del mundo, pero cumplió su cometido, distraer a la gente con un teatro absolutamente montado para bajar las críticas al desastre que es el INSABI (Instituto de la Salud para el Bienestar)

Si algo sabe López Obrador y Epigmenio Ibarra (Su director de medios) es que su oposición no es como su votante, que tiene el cerebro para analizar un vídeo y notar las incongruencias ya sean físicas u orales, y no, en esta ocasión no es halago.

Pues mientras sus votantes corren a poner cosas tan absurdas como “es pueblo, anda como nosotros, espera si se le poncha la llanta” etc, etc, el no votante de Morena ve lo obvio:

El rin no correspondía

La llanta estaba exageradamente sucia para ser refacción

La camioneta era blindada

Y era una caravana! Podía subirse en otra.

Y así lo hicieron, el problema es que hicieron justo lo que ellos esperaban y por lo cual usaron una refacción tan asquerosa como las políticas de la Cuarta para generar la distracción suficiente que le quitará el foco a los cobros excesivos del INSABI y que, justamente dos días antes, murió otro menor por falta de atención, ésto pese a que por semanas muchos le estuvieron pidiendo a Zoe Robledo y a López Obrador que ayudará al niño.

Y ni que decir de Fernández Noroña y su foto en toalla, posteada convenientemente cuando había un boom de quejas por los cobros en diversos hospitales del país. ¿Acaso no era más importante reclamar por los abusos cometidos por el gobierno morenista? Parece que no, porque todo giro en la pobre toalla que cubría a Noroña y sus memes de cajón.

Dos días donde apenas abrir las redes te salía la dichosa foto, lo cual dice mucho de las prioridades de los mexicanos. Varios fueron los llamados a la cordura y a la madurez, pero todos fueron ignorados; y no es que sea algo malo, todos entramos al coto en menor o mayor medida, pero cuando hay un tema tan delicado y la trampa es obvia es más inteligente omitir.

Cada que pasa esto me pregunto ¿Dónde quedó la oposición analítica y madura? Esa que se enfocaba en el tema y que no se permitía los distractores, porque ahora sólo vemos “gente” que quiere ser la primera en ganar favs por el mejor meme o el comentario más chistoso ¿Somos oposición o seguimos siendo títeres que caen en las trampas de la Cuarta?

Porque mientras todos reímos dejamos solos a los enfermos y a los pobres, mientras la carcajada llena nuestros días hay niños con cáncer con dolor y nada que lo mitigue ¿Qué estamos haciendo señores? Ser omisos no nos hace diferentes a lo que criticamos, nos acerca demasiado, y eso es bastante deprimente.

Y mientras la mayoría seguía el cotorreo y ocurría la desgracia de Torreón, los aplaudidores de Morena (esos que la misma oposición ha hecho crecer) aprovechaban para aventar una frase que para muchos será un absurdo, pero que trae una de las consignas del Foro de Sao Paulo, tener un enemigo del pasado inmediato, la frase lo dice todo “Niño nacido en el sexenio de Calderón mata a su maestra”, ¿Ya entendieron lo que hicieron crecer?

Pongámoslo de esta forma, es un absurdo ir a la guerra cuando tú mismo le provees las municiones a tu enemigo.

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.