AÑOS DE SUFRIMIENTOS A DOÑA JOSEFA

Por:

Dada su condición de encierro, en febrero de 1814, Josefa envió reiteradas misivas al virrey, en las que expuso la forma humillante y escandalosa en que fue apresada. Le manifestó no conocer el motivo de su prisión y le solicitó audiencia.

En una de esas cartas, Josefa apeló al sentido humanitario del virrey para que tomara en cuenta su condición de madre de catorce hijos y que su marido estaba solo y enfermo.

Argumentó que las leyes antiguas y modernas establecían que a las 24 horas se les hiciera saber a los reos sus delitos para que siguieran los trámites de sus procesos y se castigaran o se les diera la libertad.” Fue hasta el 16 de noviembre de 1816, que Josefa recibió una condena de cuatro años de prisión.

Calleja no contestaba, las cartas llegaban y ni siquiera las leía, se amontonaban en su escritorio y se solazaba con el sufrimiento de la dama.

Unos meses más tarde, el 17 de junio 1817, ella fue liberada por el virrey Juan Ruiz de Apodaca, quien reconoció a Miguel Domínguez el derecho a percibir un sueldo por los servicios prestados.

Finalmente, Josefa Ortiz de Domínguez, murió el 2 de marzo de 1829, en la ciudad de México.

A decir de la escritora Laureana Wright (1846 – 1896), la vinculación de Josefa Ortiz en la causa independentista no se limitó a ser conspiradora y dar aviso a sus amigos de que la Revolución debía comenzar, sino que destacó por su mantener su convicción insurgente, por sobre todas las adversidades:

En el presente expediente se pueden apreciar las acusaciones formuladas a Josefa Ortiz, así como las apelaciones que ella hizo al Virrey Félix María Calleja en su defensa. Los documentos reflejan la convicción de la Corregidora respecto a la causa independentista, razón por la que fue encarcelada y juzgada.

Aunque flaqueó en los momentos de del maltrato, Josefa Ortiz de Domínguez, como toda madre con honores, es de imaginar el sufrimiento, no de su persona sino de esos niños, cuyo futuro se veía dudoso, ante la menguada salud de un esposo, cuya edad, marcaba un pronto desenlace. Fuente INEHRM.

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.