JOSÉ ALFREDO JIMÉNEZ NACIÓ HACE 94 AÑOS

Por:

A casi cien años de su cumpleaños, sigue siendo el rey

A 94 años de su nacimiento, José Alfredo Jiménez sigue caminando con sus canciones; aun después de muerto, gana premios, genera ganancias en todo el mundo, le hacen homenajes, erigen estatuas, y los intérpretes buscan, pelean por grabar algunas de sus canciones.

En entrevista con Notimex, José Alfredo Jiménez Gálvez, hijo del compositor nacido en Dolores, Hidalgo, el martes 19 de enero de 1926, platica de la vigencia de las canciones y la música de su padre.

“Dicen por ahí que mi papá murió el 23 de noviembre de 1973, pero yo no lo creo”, así comienza la plática con José Alfredo Jiménez hijo. Y ataja de inmediato: “Hay un video de Carla Morrison, donde canta ‘Un mundo raro’, que tiene más de nueve millones de visitas”, y confirma que el autor más reconocido de la historia del país, goza de cabal salud.

José Alfredo está vigente y se comprueba con el cariño de los jóvenes, que lo escuchan y cantan. ¿De dónde sale la magia para que el compositor esté tan actual? Y Jiménez Gálvez recupera palabras que le dijo Elena Poniatowska: “Yo creo que como tu abuelo fue boticario, tu papá aprendió a curar el alma con sus canciones”.

“Los cantantes jóvenes lo admiran y lo quieren interpretar”, aclara.

Pone en contexto el tamaño real del autor de ‘Cuando vivas conmigo’: “Sin tener una idea completa, 2 mil cantantes han interpretado temas de mi papá; tengo registradas 6 mil 700 versiones de sus canciones. A mi papá le pagan regalías 23 sociedades autorales en todo el mundo”, relata.

José Alfredo dice, por ejemplo, que Enrique Bunbury le comentó una vez que su padre es el máximo compositor, con quien más se identifica.

Un grande entre los grandes, como Plácido Domingo me comentó: ‘No me va a alcanzar la vida para cantar todo lo que quiero de José Alfredo’”.

LAS 90 CANCIONES QUE BUSCAN UNA VOZ
José Alfredo Jiménez hijo revela que hay todavía muchas canciones inéditas y adelanta que viene un disco de Bertín Osborne con material que contiene dos temas inéditos y dos canciones más.

“Osborne me dijo que quería grabar ‘Llegó borracho el borracho’, que es una de sus preferidas que se aprendió de Joaquín Sabina; lo escuchó y dijo: ‘Yo se la quito’”, cuenta Jiménez.

Su hijo asegura que tiene cerca de 90 canciones inéditas, “de las que ya sacamos unas 13. Seis de esas canciones las musicalizó el maestro Armando Manzanero, que saldrán próximamente”.

Y casi de memoria refiere que una canción se la dio a Alex Lora, ‘Vino y mujeres’, que salió en el disco tributo por los 30 del fallecimiento del compositor. Otra más la tiene Saúl Hernández, de Jaguares, que se llama ‘Así es mi amor’, “que es una versión muy buena”.

EL AUTO QUE SE CONVIRTIÓ EN CABALLO BLANCO
El hijo de José Alfredo dice que va a Baja California, donde se develará una estatua del caballo blanco que “subió paso a paso por La Rumorosa, llegando a Tijuana con la luz del día”. Y justo en La Rumorosa se colocará el monumento al famoso corcel.

Lo curioso, cuenta, es que la inspiración de la canción no era un caballo, sino un coche. “Y fui yo, dice, el que bautizó al coche como el caballo blanco, cuando tenía como dos años. Le pedí a mi papá que le hiciera una canción a un cuaco; mi papá me dijo, ‘pero si tú no tienes cuaco’, y le señalé el coche. De ahí salió la canción, inspirada en un Chrysler Imperial, New Yorker, 1957”, refiere.

Así eran los caminos del José Alfredo Jiménez y no alcanzaría toda la vida para hablar de todas las anécdotas del famoso cantante mexicano que sigue siendo el rey…

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.