A UN AÑO DE GOBIERNO CUAUHTÉMOC BLANCO SE JUSTIFICA

Por:

Con el segundo lugar en feminicidios, por debajo de Veracruz de acuerdo a la Encuesta Nacional sobre Inseguridad (ENSI) y el quinto de víctimas de homicidio doloso a nivel nacional de acuerdo a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana en el Diagnóstico de las entidades federativas el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, se justifica al señalar que su antecesor, el perredista Graco Ramírez, pacto con el crimen organizado.

A poco más de un año de gobierno y al dirigir su mensaje en el Centro Cultural Teopanzolco sostiene que encontró un estado en ruinas, producto del saqueo y las malas decisiones de su antecesor, Blanco Bravo sigue cargado el estigma de llevar un estado sin crecimiento económico, sin certidumbre para las inversiones, con sueldos bajos, sin oportunidades de empleo, lleno de narcotiendas y destacando entre los primeros lugares de delitos de alto impacto a nivel nacional.

Aseveró que el tema de la seguridad es prioritario y por ello se trazó un plan de pacificación, con la participación de instancias estatales y federales, sin embargo por lo menos 17 de los 33 Ayuntamientos de Morelos tienen nexos con el crimen organizado, de acuerdo con fuentes de inteligencia militar y de la Comisión Estatal de Seguridad (CES).

A la par Raúl Gómez Cruz alias “El Piloto”, que encabeza el C5, cobra en las nómina del narco por parte de los dos grupos criminales que se disputan la región y protege a sus integrantes como son Abel Maya alias “El Mera Verga” del Grupo de los Rojos con Carlos Benítez Bilmart de los Guerreros Unidos, que dejan distribuir y vender droga a lo largo y ancho del estado, la maldita, eterna primavera.

Aun así, el mandatario estatal advierte, en entrevista con un diario nacional, que está enfocado al 100% con gobernar, sobre todo porque le preocupa la inseguridad, pero no piensa pactar con el crimen organizado, “me llevo bien con el presidente Andrés Manuel López Obrador y hay un buen entendimiento con el gobierno federal con el Mando Coordinado” para enfrentar este flagelo.

En medio de estos desaciertos, dice que le gustaría ser presidente… pero bromea y se desentiende, “pero del América”, porque se describe como un ciudadano, no como un político.

Cuauhtémoc Blanco, el gobernador de las justificaciones reconoce que ha sido un año difícil, complicado, y se suma a la postura del mandatario, -pese a que no se definía como ganador de Morena, sino del PES- “por el golpeteo de la clase política contra un ciudadano honesto y trabajador que quiere hacer las cosas bien, pues viene el golpeo de esos mismos políticos, que ha saqueado a Morelos durante mucho tiempo y yo les estorbo a estos personajes, aunque les duela. Yo no me voy a callar, yo digo las cosas como son y ahora viene elecciones otra vez y estos mismos políticos quieren volver a pesar de que no han ayudado a Morelos en nada”, afirma.

Marcado por el nepotismo, en donde confundió el aparato gubernamental con un negocio personal, aseguró durante su mensaje, que el rumbo de la entidad es fijo y el proyecto sólido e hizo un llamado a la unidad y a trabajar coordinados por el bienestar de la ciudadanía, aunque señaló estar convencido de que “Morelos se recupera y avanza”.

Y como es costumbre, lo demás fueron cifras alegres y alentadoras en todos los sentidos, como por ejemplo destaco que la Contraloría, ha desarrollado estrategias para atacar la corrupción sobre todo en la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT) y quién incurra en anomalías lo pagará, como los ex secretarios menos el de Hacienda Alejandro que se ha eternizado en el cargo; que se efectuaron más de 500 mil acciones a favor de personas con discapacidad; que en su gobierno se atendieron 178 incendios forestales; “porque ya basta de tales abusos” y en el tema del campo que se le inyectaron 250 millones de pesos a favor de los campesinos, y en fin, que hay que seguir así.

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.