LOS MISTERIOS DE LA PIRÁMIDE “LA QUEMADA”

Por:

La pirámide mexicana La Quemada hasta hoy es un misterio, espacio enigmático cuya historia se analiza y está por conocerse. La zona pudo ser ocupada por nómadas, dedicados a la caza y recolección que desaparecieron el aplanado de barro y cal, además del mortero que le daba unidad a las piezas del conjunto de edificios y basamentos.

Además con la conquista; se utilizaron los edificios como materia prima para construir ciudades y los pueblos que formaron la nueva geografía de la región.
Por Peter Jiménez, se sabe que La Quemada se ocupó entre los años 500 y 900 de nuestra era; los análisis de laboratorio concluyeron que fue un asentamiento que creció y se desarrolló en los mismos años del ocaso de Teotihuacán y que fue abandonado cuando los toltecas fundaron la ciudad de Tollan.

Como todo lo que hacían nuestros antepasados se considera que la Quemada tenía carácter cívico-religioso. La existencia de un centro cívico-religioso como La Quemada, sólo se explica a partir de una actividad agrícola permanente, capaz de sostener la mano de obra necesaria para construirla.

Las evidencias demuestran que los habitantes del valle en el que está asentada La Quemada, el de Malpaso, Zacatecas; cultivaban maíz, frijol, calabaza y maguey, además de recolectar productos silvestres, como semillas de amaranto, jitomate y nopal.

La Quemada pudo haber sido parte de una red de intercambio en la que intervinieron los nativos mineros; el Cañón de Juchipila y el Valle de Atemajac, el área de Aguascalientes y los Altos de Jalisco hasta el noroeste de Guanajuato.

Esta red propició el trueque de productos, entre ellos; minerales, sal y la concha, como parte actividad comercial en esa época en el noroeste de Mesoamérica.

Debió haber enfrentamientos por el control de la región donde se comerciaba con la turquesa procedente de Nuevo México.

Se supone que hubo un corredor comercial de más mil kilómetros al norte y representó un vínculo real con el territorio conocido como Aridoamérica.

Las investigaciones realizadas por Peter Jiménez han permitido conocer que la ciudad fue abandonada por sus habitantes primigenios. Son muchos los secretos y las historias que aún guarda este sitio, pues como señala Jiménez, se ha explorado apenas el cinco por ciento de la zona.

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.