HELP! NEW YORK

Por:

Angustia e incertidumbre se vive en la mayoría de los Estados del territorio estadounidense debido al COVID-19 que sigue propagándose sin control alguno. Al cierre de esta edición las autoridades sanitarias estadounidenses confirmaron un total de 163 muertes, el mayor número desde que la pandemia del coronavirus llegó al país.

Mientras tanto en el Estado Dorado de California el brote del coronavirus se ha incrementado ya que ha dejado al menos 42 muertos, incluyendo un menor de 18 años, y más de 2,100 casos de contagio en California.

Los reportes de salud Pública de California informaron que los mayores contagios se han presentado en personas entre las edades de 18 y los 49 años, sumando un total de 970, seguido por los adultos de 50 a 64 años, con 493 casos, y los mayores de 65 años, con 449 casos.

También informaron que adicionalmente, hay 28 casos confirmados de menores de 17 años y 162 casos etiquetados como desconocidos. Las estadísticas dicen que California es uno de los estados con mayores casos de contagio del coronavirus y con el mayor número de muertes.

Debido a esto, el presidente Donald Trump declaró este domingo el estado de desastre mayor en California Con dicha declaración el Estado Dorado tiene derecho a recibir asistencia federal para enfrentar la crisis económica y social por la pandemia del coronavirus.

Anteriormente el gobernador Gavin Newsom había pedido mayor cooperación por parte del presidente y que se declarara el estado de desastre, el cual le permitiría tener mayores recursos para enfrentar la situación. Afortunadamente el presidente Donald Trump dio la orden de poner fondos federales para el asesoramiento de la crisis en el estado, uno de los más afectados por el brote de esta enfermedad en el país.

Por otro lado, cabe recordar que Newsom fue el primer gobernador en decretar la orden obligatoria de quedarse en casa en un estado con más de 40 millones de habitantes y advirtió que la mitad de la población podría contraer el mortal virus en los próximos dos meses.

Sin embargo, algunos residentes han desobedecido la orden gubernamental ya que el pasado fin de semana las playas de Malibu se vieron con algunos paseantes como si el peligro de contagio no existiera.

Una de las primeras víctimas mortales en el estado California por el coronavirus fue reportada el miércoles 4 de marzo y se trataba de una persona de la tercera edad con problemas de salud subyacentes.

Se cree que la persona probablemente estuvo expuesta durante un viaje del 11 al 21 de febrero en un crucero Grand Princess que partió de San Francisco a México.

Cabe recordar que su muerte provocó la inspección de este barco y sus pasajeros, de los cuales 21 dieron positivos al coronavirus, de acuerdo con el vicepresidente Mike Pence. Tras varios días de estar en altamar, el crucero atracó en el puerto de Oakland y todos sus pasajeros deberán pasar cuarentena.

Por otro lado a nivel nacional las mismas autoridades reportaron que los casos de infección ascienden a 52,976, un aumento de más de 11,000 casos en menos de 24 horas. De esos casos 704 son los fallecidos que ha registrado CNN en su cómputo diario. Mientras que las cifras oficiales, apuntaban a 674 decesos por COVID-19, la enfermedad que genera el coronavirus. En la estadística se incluye los 50 estados, el distrito de Columbia y otros territorios estadounidenses.

Los reportes y el récord de fallecimientos se dieron a conocer el mismo día en que el presidente Donald Trump insistió en volver a abrir los negocios del país antes de Semana Santa. Lo cual significa que sería en unas tres semanas pese de que los expertos en epidemiología pronostican una crisis de mayor duración.

Infección de coronavirus se incrementa en Nueva York

Por otro lado, la infección de coronavirus en Nueva York se está acelerando y el estado podría enfrentar en dos semanas una crisis con 40.000 personas en cuidados intensivos. El dato lo dio a conocer el martes el gobernador Andrew Cuomo en su advertencia más grave a la fecha sobre la pandemia.

Dicho incremento significaría rebasar la capacidad actual de los hospitales, que actualmente cuentan con sólo 3.000 unidades de cuidados intensivos en el estado.

Los neoyorquinos ven con temor que la tasa de nuevas infecciones se está duplicando cada tres días. Y aunque las autoridades habían dicho inicialmente que los contagios alcanzarían su punto más alto en Nueva York a principios de mayo, ahora afirman que esto podría ocurrir en dos o tres semanas.

“No la estamos frenando y se está acelerando por sí misma”, dijo el gobernador en el Centro de Convenciones Jacob K. Javits. “Un experto me señaló que nos enfrentábamos a un tren de carga que atravesaba el país. Ahora tenemos un tren bala”. Dijo sumamente alarmado el gobernador neoyorquino.

Para atender a los posibles afectados las autoridades de Nueva York se apresuran para duplicar la capacidad de los hospitales a 110.000 camas. Cuomo señaló que podría necesitarse un máximo de 140.000 camas por lo menos. En la actualidad existen más de 25.000 casos en el estado y al menos 210 muertes, según cifras emitidas por autoridades estatales.

La mayoría de las infecciones y fallecimientos han ocurrido en la Ciudad de Nueva York, convertida en un foco de infección a nivel mundial.

Además de carecer de suficientes camas Nueva York también enfrenta escasez de respiradores y equipo protector para el personal médico. Referente a las camas las autoridades tienen previsto integrar 1.000 camas temporales en el Centro Javits para pacientes libres del COVID-19 y miles de camas en otros hospitales. Sin embargo, Cuomo señaló que esa cifra “no se acerca para nada” a las camas que serán necesarias.

El gobernador de Nueva York dijo contar con solo 7.000 respiradores por lo que propuso una campaña nacional para enviar respiradores al estado urgentemente, porque, dijo, la ciudad necesitará por lo menos 20.000 de ellos en cuestión de semanas. Señaló también el gobernador que posteriormente el equipo podría ser enviado a otras zonas una vez que el número de contagios empiece a reducirse en la entidad.

“Yo asumiré personalmente la responsabilidad de transportar los 20.000 respiradores a la parte de este país que gusten cuando hayamos superado nuestro punto más alto”, señaló Cuomo. “Pero no los dejen dentro de un almacén”.

 

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.