MIEDO, EMOCIÓN PRIMARIA

Por:

MIEDO, EMOCIÓN PRIMARIA

Desde el inicio de la humanidad hace unos millones de años, al homo sapiens, cómo comúnmente se conoce al hombre, se le introdujo el miedo en sus genes como un mecanismo de defensa, con el único objetivo de perpetuar la especie, ya que si no tuviéramos miedo, el hombre viviría de forma temeraria y moriría en pocos días amenazando con esto la supervivencia de la misma.

Conforme avanzaron los años y los siglos, el hombre que en un principio era nómada se fue constituyendo en pequeños grupos con la finalidad de protegerse unos a otros y así estas pequeñas comunidades se fueron asentando a orillas de ríos e inició lo que se llama la agricultura, los años siguen avanzando y estas pequeñas comunidades se empiezan a hacer más grandes surge la propiedad privada, que en ese tiempo no era individual sino colectiva, quiere decir que todo pertenecía a estos pequeños grupos.  conforme sigue avanzando el tiempo y es casi en la Edad Media, dónde este concepto se individualiza y es casi como lo conocemos hoy en día.

Es precisamente aquí cuándo el miedo deja de ser sólo un mecanismo de defensa que consiste en preservar la especie y entra el miedo social,miedo a perder lo que tienes a que otros te quiten lo que son tus posesiones. Y ese concepto del  miedo se ha ido haciendo cada vez más complejo, haciéndose disfuncional.

El miedo es una emoción primaria, natural y adaptativa y su único objetivo es la supervivencia de la especie como lo mencioné anteriormente. Lo que sucede es que hoy en día el miedo es privativo ya que nos impide hacer cosas que nos harían felices, exitosos y diferentes.

Todos queremos encajar en un molde que la sociedad nos ha hecho creer que es el “oficial” y tenemos miedo a mostrarnos tal cual somos y así vamos por la vida poniéndonos una y otra mascara según sea el escenario en donde estamos para ser aceptados. Pero la verdad cómo no podemos engañarnos a nosotros mismos, dentro de nosotros sabemos o nos damos cuenta,  que realmente a la persona que aman o aceptan, no es al que habita en nuestro interior, sino al habitado, al que fue hecho a imagen y semejanza de esta sociedad que educa y forma personajes en serie.

Hoy tenemos miedo, no solo a perder la vida y a no ser aceptados, tenemos miedo a vivir,a ser libres, a amar, a confiar, tenemos miedo a ser nosotros mismos y eso nos hace relacionarnos desde la superficialidad, desde la carencia, estar en relaciones de pareja o amistad donde no nos permitimos ser lo que realmente somos.

¿Que nos queda entonces.? agazaparnos  detrás de una pantalla sin poner nuestro propio rostro o quien somos y solo en él anonimato podemos sentirnos verdaderamente nosotros, dejando salir al ser que llevamos dentro.

¿Que hacemos entonces?. Relacionarnos desde el ser que no somos ante el temor de que lo qué hay dentro de nosotros mismos no sea aceptado y vamos por la vida fingiendo, actuando y comportándonos como el sistema nos sugiere o nos incita para ser aceptados.

Obviamente que no, lo que podemos hacer es aceptar que somos seres con claroscuros, que dentro de nosotros coexisten la luz y las sombras , el bien y el mal y que el libre albedrío que nos fue dado, es para eso, para que escojamos cómo queremos vivir, si en la luz o en la sombra.y es desde esa elección cuando el miedo ya no domina tu vida.

 

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.