MIGUEL HIDALGO, SACERDOTE Y HOMBRE EXCEPCIONAL

Por:

Miguel Hidalgo recibió el orden sacerdotal en 1778 y fue sacristán propietario de Apaseo, fue tesorero, vicerrector y rector del Colegio de San Nicolás.

El fundador de la patria tenía una debilidad por la literatura francesa, especialmente por autores como La Fontaine, Racine y Molière.

A su casa parroquial le apodaban “la Francia chiquita”, porque en ella se interpretaba música francesa, se representaban obras teatrales y durante las tertulias se discutían las ideas ilustradas y las obras de los enciclopedistas.

Aunque pasaba su tiempo libre escuchando música y leía textos poco habituales, Miguel Hidalgo no era visto como un hombre extravagante por sencillo.

De hecho, durante su proceso de excomulgación en 1811, ninguno de los jueces cuestionó su entrega a la Iglesia.

Miguel Hidalgo tuvo que sortear varias demandas y acusaciones por lo que tuvo que defenderse en múltiples ocasiones ante las autoridades de la Inquisición.

En julio de 1800, los padres Joaquín Huesca y Manuel Estrada aseguraron que los conocimientos de Hidalgo lo habían inflado y lo acusaron de hereje.

La denuncia inquisitorial que presentó en mayo de 1808, María Manuela de Herrera dio pie a la sospecha de que Hidalgo tuvo amoríos e hijos.

Manuela de Herrera confesó haber mantenido una relación con el cura cuando vivía en San Felipe Torres mochas y cuando se enteró de que mantenía otros amores decidió denunciarlo.

Sin embargo, ninguna denuncia prosperó en el tribunal del Santo Oficio porque las pruebas presentadas eran insostenibles. Bien ahí, Hidalgo.

Manifiesto de Don Miguel Hidalgo y Costilla, mediante el cual respondió a su excomunión “Os juro desde luego, amados conciudadanos míos, que jamás me he apartado, ni en un ápice de la creencia de la Santa Iglesia Católica”

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Un comentario

  1. Rubén González Martínez dice:

    Exelente artículo apreciado Arturo, creo que como avanza el tiempo se va revelando el verdadero perfil del Padre de la patria.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.