INSISTE AMLO CORRUPCIÓN EN ENERGÍAS LIMPIAS

Por:

A pesar de que la CFE es el generador de energía eléctrica más caro e ineficiente y que Pemex se la está viendo ´negras´ para ofrecer su combustóleo de pésima calidad que se refina en México, y que tiene que trasladar para producir electricidad, el Gobierno federal dice que no está en contra de la promoción del desarrollo de energías limpias en el país, sino en contra de la corrupción que imperó en algunos de los contratos entregados en este sector.

Dicho de otra manera, no está en contra, pero sí, si nos vamos a los hechos, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo está mañana, en su habitual conferencia matutina, que la administración federal será respetuosa de la serie de amparos que se concedieron a proyectos de generación eléctrica en plantas eólicas y solares contra la medida publicada por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) la semana pasada, es decir, no, pero sí.

Y es que el documento, llamado Acuerdo para garantizar la eficiencia, calidad, confiabilidad, continuidad y seguridad del Sistema Eléctrico Nacional, suspendió a todas aquellas plantas eléctricas que estuvieran en fase preoperativa, con un golpe que sorprendió al sector el pasado fin de semana.

Pero para el presidente, que aunque dice una cosa y en los hechos, hace otra, aseguró que “vamos a ser respetuosos de la legalidad como lo hemos demostrado. El Poder Judicial es autónomo e independiente y vamos a respetar las decisiones de los jueces”.

Este miércoles, las autoridades reconocieron, en un documento, que ante estos procedimientos legales, y apegados a los estatutos del Cenace, decidieron no aplicar el ‘acuerdo’ a 23 proyectos.

Hasta ese día, siete compañías habían conseguido una suspensión de las medidas del Cenace. Al respecto, el Centro indicó que impugnará la suspensión concedida por un juez de distrito, es decir, la pelea con el Poder Judicial, que el mandatario dice, que es autónomo.

Es decir que “el Cenace está haciendo validos los instrumentos legales a su alcance para impugnar la admisión, suspensión provisional y competencia del Juzgado de Distrito del conocimiento, toda vez que los actos que se le imputan se refieren al Sistema Eléctrico Nacional (SEN), que está reservado al Estado Mexicano al ser considerado Estratégico y Prioritario”, de acuerdo al comunicado.

Por eso el señor López Obrador consideró que el Gobierno tiene el derecho de defender la decisión que se había tomado sobre las plantas eléctricas.

“Tienen instrucciones ya los servidores públicos de la Comisión Federal de Electricidad, de la Secretaría de Energía, para defender nuestra decisión de que no haya privilegios para las empresas”, y aclaró que “defenderá en tribunales el criterio del actual gobierno“, en torno a la política energética que está impulsando, claro, beneficiando a la CFE que dirige su protegido, Manuel Bartlett Díaz, curioso el caso del no, pero sí.

“Los servidores públicos de la Comisión Federal de Electricidad y la Secretaría de Energía tienen instrucciones para defender nuestra decisión de que no haya privilegios para las empresas. Se pone por delante el interés nacional, aunque se paguen gacetillas en periódicos internacionales. Sí al diálogo”, e insiste, no, a las energías renovables pero sí en contra.

Al paradigma del asunto, el mandatario explicó que su administración está a favor de la generación de las energías limpias y renovables y definió cuatro puntos que fungen como ejes para definir su estrategia acerca de este tema.

· “Vamos a respetar a los jueces, porque es un poder autónomo. Respetamos al poder judicial”

· “No estamos en contra de generación de energías limpias, al contrario, cada vez vamos a impulsar más las energías alternativas”.

· “Estamos en contra de la corrupción, del saqueo y del influyentismo que prevaleció en la industria eléctrica, que es el fondo del asunto, ya que se entregaron contratos leoninos, que dañan la economía popular. Se pactó mediante componendas la compra de energía eléctrica a precios elevadísimos, con subsidio. Se pretendía destruir a la Comisión Federal de Electricidad, para darle preferencia a las plantas del sector privado, extranjero. Vamos a poner orden y que haya piso parejo”.

· “No hay expropiaciones, ni estatismo, ni nacionalización de la industria eléctrica. Es que no haya corrupción, porque pagar sobreprecios por la energía eléctrica significa que los consumidores tengan que pagar más. Lo que protegemos es el consumo de la energía eléctrica y garantizando que se pueda ofrecer a precios justos”.

El tema está comenzando a levanta aún más polémica y lo cierto es que el gobierno federal, tendrá que pagar millones de pesos a Canadá, Alemania, Francia, Italia, España, Gran Bretaña, Suecia y Finlandia al quedarse con el monopolio en la generación de energía eléctrica por expropiar empresas privadas y al final, el costo de consumir energía eléctrica a usted y a mí, nos saldrá más caro, así el detallito del mandatario por beneficiar a su incondicional, Manuel Bartlett que está al frente de la CFE.

¿Qué otros negocios estarán maquinando?

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.