PÉRDIDA DE EMPLEOS, LA HEMORRAGIA ECONÓMICA DE MÉXICO

Por:

Un estudio realizado por el Coneval estimó que la crisis actual, sanitaria y económica de México podría implicar que la pobreza laboral, con ingresos por debajo de la canasta alimentaria, pasará de 37.3% a 45.8%, lo que significa un incremento de 7.7% puntos porcentuales.

De acuerdo con informes del Banco Mundial, existen 54 países que ya aplicaron esquemas de subsidio al empleo, la salud y reactivación de economía en sus países, tras haber enfrentado la pandemia del virus chino. Entre estos figuran Chile, Brasil y Argentina.

Sin embargo, en México, el Covid-19, ha dado muestras de ser más “inteligente” en su guerra contra la humanidad y el gobierno federal, “porque éste no ha estado a la altura del reto para ganar la batalla”.

Por si fuera poco, tampoco ha tenido capacidad para proteger la economía que a medida de que avanzan los días, el país “se hunde en pobreza, hambre y desempleo”.

Los dogmas ideológicos que existen en estos momentos dentro del gobierno federal “no permiten frenar la grave hemorragia de desempleos en el país, que ya suman a millones”.

Gustavo de Hoyos Walter, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), advirtió que este fin de semana se cumplen dos meses de cuarentena y de la aplicación de la Jornada Nacional de Santa Distancia en el país.

“Son ocho semanas en las que México ha perdido 56 días en los que México no ha salido bien librado”.

Esto se debe a que “todo este tiempo el gobierno federal no ha estado a la altura del reto”.

Y advirtió: “Ahora sólo han dañado a la nación a nivel federal, pero también en cada una de las entidades federativas”.

De Hoyos Walter aclaró que “si bien la crisis generada por la llegada del Covid-19 no fue culpa de nadie, el gobierno federal sí ha incurrido en omisiones importantes que han lastimado la confianza de los mexicanos en el propio gobierno encargado de resolver esta crisis”.

GOBIERNO TIENE MEDIDAS DE APOYO, PERO PROGRAMAS INSERVIBLES

De Hoyos Walter explicó que el gobierno federal cuenta con medidas para aplicar apoyos económicos a las empresas y la clase obrera, sin embargo, se limitó a poner en marcha programas de créditos de 25 mil pesos, cantidad que en nada servirá para que resuelvan sus problemas.

Sentenció que la Coparmex y el sector empresarial de México, de manera proactiva y enfocados en el bienestar de México, propusieron en varias ocasiones al Ejecutivo federal medidas en materia de salud, fiscales, económicas y laborales, en las que figura #Salario Solidario, a través del cual buscaban salvar 19.9 millones de empleos, pero estas “abortaron”.

Lo grave de todo esto, aclaró Gustado de Hoyos, “no es solamente el que hasta el momento no recibimos contestación de nuestras propuestas, sino que día tras día este silencio del gobierno federal sigue afectando y sigue generado más pobreza a los mexicanos”.

Y reforzó su versión, dada a conocer tras una conferencia virtual, que en el tiempo que llevaba informado lo que ha acontecido en México, “ocho obreros ya perdieron su empleo. A ese ritmo es la hemorragia económica”.

Calificó de falta de coordinación y liderazgo al gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, e indicó que éste obliga a que municipios y estados apliquen distintas medidas a nivel local, que si bien se hacen de forma intencionada, “no se hacen en el marco de una comunicación y logística a nivel nacional”.

Insistió en que en la página de Internet salariosolidario.mx se encuentra un pequeño comparativo de cómo otros gobiernos en el mundo han impulsado subsidios al empleo para ayudar a sus trabajadores.

Si se compara con el resto de países del continente, México se ubica en el penúltimo lugar, sólo después de Bahamas. El primer lugar lo ocupa Perú con medidas equivalentes al 12% de su PIB (OCDE 2020).

GOBIERNO FEDERAL HACE CASO OMISO DE NUESTRAS PROPUESTAS

Dijo que en materia de impuestos o contribuciones a la seguridad social para las empresas y hogares, el sector privado solicitó desde hace dos meses la posibilidad de contar con diferimiento de los pagos provisionales de ISR correspondientes a 2020.

Sin embargo, el gobierno federal hizo caso omiso a esta solicitud y de manera errónea ha interpretado esta solicitud como un interés de no pagar impuestos. Nada más apartado de la realidad.

También se propuso acelerar los procesos de devolución de IVA, el único concepto que ha acordado aplicar el gobierno federal.

Otra de las propuestas fue el diferimiento de las cuotas obrero-patronales referentes al periodo de confinamiento.

En este sentido, se anunció un mecanismo ya existente en el IMSS que permite diferir las cuotas con una tasa de interés.

Agregó De Hoyos Walter que, en otras palabras, en vez de ayudar a las empresas “el gobierno federal busca generar réditos y cobrar intereses a las empresas que consideren esta opción”.

A nivel local, hay iniciativas mucho más completas como por ejemplo los estados de Baja California Sur, Chihuahua y Quintana Roo, con Impuestos sobre la Nómina o Impuesto sobre Hospedaje; y finalmente el municipio de Los Cabos con el pago del predial.

Gobiernos latinoamericanos como Colombia, Costa Rica y Perú ya aplicaron estas medidas. Propuestas que el gobierno federal no ha escuchado.

Coneval estimó que la crisis actual podría implicar que la pobreza laboral, es decir, los trabajadores formales e informales que cuentan con ingresos laborales por debajo de la canasta alimentaria, pasará de 37.3% a 45.8%, lo que significa un incremento de 7.7 puntos porcentuales.

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.