TINTERO

Por:

Una vez más, los autonombrados colectivos feministas tomaron las principales calles y avenidas de Ciudad de México para protestar por la no despenalización del aborto en el estado de Veracruz.

Y es que apenas el pasado miércoles, en una sesión virtual, la Suprema Corte de Justicia de la Nación rechazó la legalización del aborto hasta las doce semanas de gestación, como sucede en la capital del país.

Así, bajo la consigna de “píntalo de verde”, las mujeres embozadas marcharon hacia la sede de la SCJN, presas de ira y rabia.

Lo verdaderamente curioso, o ejemplar, es que el mismo día la exministra y actual Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, había manifestado su postura al respecto y señaló que era inadmisible que la mujer no pudiera decidir por ella misma sobre su cuerpo. Es menester señalar que la Interrupción Legal del Embarazo en Ciudad de México ha cumplido trece años dejando de lado causales para realizarlo y aplicándolo a voluntad de la fémina que lo requiera.

Aunque el aborto se regula a nivel estatal y hay circunstancias bajo las cuales no se penaliza o se considera como delito, en 24 de los 32 estados está permitido cuando representa peligro de muerte para la madre.

En 16 cuando existen alteraciones genéticas graves y en 15, el riesgo a la salud y la inseminación artificial no consentida son las causas aceptadas. Sin embargo lo que las mujeres demandan es que no sólo se eliminen las causales sino que quede a voluntad de la gestante.

 

Además exigen más y mejores programas de prevención contra la violencia a las féminas.

Agregan que una Interrupción Legal del Embarazo ayuda a que las mujeres no caigan en la práctica clandestina del aborto, que es una de las principales causas de muerte en el sector femenino.

Sin duda alguna son demandas justas, entonces ¿por qué la postura retrógrada de la SCJN?

thumb_up ¿Te gusta el contenido? Compártelo en tus redes sociales.

Danos tu opinión

Campos marcados con *son obligatorios, su correo no sera publicado.